Elegir las zapatillas: el primer paso clave para salir a correr

El desafío El Gráfico inició con una de las interrogantes más frecuentes a la hora de empezar a practicar el running.

Por

 

Imagen foto_0000000120140225164244.jpg
Foto: Carlos Ibarra

Por Demid Herrera

Zapato de fútbol, baby fútbol o futbolito, una raqueta de tenis pesada o una más liviana. La elección de los implementos adecuados para hacer un deporte suele relacionarse con el gusto de quien lo practique, sin embargo en el running su importancia puede ser aún mayor.

Más allá de la elección de los colores o el diseño exterior de unas zapatillas, saber qué modelo escoger resultará clave, y en el inicio del desafío El Gráfico que  nos propusimos dos periodistas del diario, y que consiste en prepararse para el Maratón de Santiago, quisimos averiguar nuestro tipo de pisada.

Para ello nos fuimos a  las dependencias de Nike Chile, donde mediante un examen y la asesoría de Kirsten Weiss, kinesióloga y experta en producto de la marca, supimos más del  tema.

“El tipo de pisada de los corredores se ha clasificado en tres tipos: los pronadores, los neutros y los supinadores. Éstos se diferencian según en qué parte del pie carguen el impacto al pisar y hacia dónde rote su tobillo”, fue la explicación inicial de la especialista, quien después detalló cada una de éstas.

“El pronador carga el pie hacia adentro y para ellos siempre será recomendable un calzado con soporte en el borde interno. La tecnología de Nike se llama Dinamic Support y refuerza esa zona de la planta.  La función de estas tecnologías es neutralizar esa pisada mientras se practica, pero una vez que se saque el calzado el pie volverá a ser pronador”, explicó Kirsten.

“El caso de los neutros es el de los que pisan con el centro de la planta y corren por la línea media del pie, mientras que los supinadores, que son los menos y alcanzan al 5% de los runners, son quienes cargan el peso en el borde externo”, complementó.

¿Cuánto influirá el tipo de calzado? “Influirá en que una buena elección facilita el entrenamiento y te da la posibilidad de disponer de tu mejor rendimiento. La zapatilla nunca será el factor principal en una lesión, pero será importante para que se pueda disfrutar al máximo la experiencia de correr”, finalizó.

Aprendidos los tipos de pisada y hecho el examen (que determinó que los dos que haremos el desafío tenemos pisada neutra), nos dispusimos a iniciar un proceso. El primer paso fue bien dado y seguramente será esencial para lo que viene.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo