Ramón Delgado, tenista paraguayo y rival en Copa Davis: "Es raro ver a Chile así"

El referente paraguayo, contemporáneo de la generación dorada del tenis chileno, analiza la serie que arranca el viernes. “Esperamos que los jóvenes sientan la presión”, advierte.

Por

Imagen foto_0000000120140402083922.jpg

Delgado volvió del retiro para integrar el equipo copero de Paraguay (Agencia Uno)

Juan Ignacio Gardella Berra Moya – El Gráfico Chile

@JIGardella

Como ex 52º del mundo, Ramón Delgado es el referente indiscutido del equipo paraguayo que entre el viernes y el domingo visitará a Chile en el Club Palestino, en una serie que definirá qué país baja a la Zona Americana III de la Copa Davis. Pese a sus 37 años y a que no disputa un partido oficial desde el 2010, lo más probable es que el asunceño salte a la cancha el sábado para jugar el dobles, ya que los singlistas serán Gustavo Ramírez (1.818º) y Juan Borba (sin ranking).

El guaraní sabe que la experiencia puede pesar durante el desarrollo del match copero, sobre todo si es que Nicolás Massú se decide para el primer día por Christian Garín (397º) y Gonzalo Lama (312º), quienes harían su debut en casa. “Eso es difícil, por más que sean jugadorazos. También pesa el hecho de que nunca hayan caído al Grupo III”, advierte.

Han puesto mucho énfasis como equipo en la presión que puedan sentir los jóvenes chilenos. ¿A eso apelan?

“Es uno de los factores principales con los que contamos. Por más que sean jugadores de muy buen nivel, en algún momento eso te pesa. Esperamos que los jóvenes sientan la presión, que se desconcentren y pierdan el enfoque”.

¿Qué sabes de Garín y del recambio del tenis chileno?

Es un chico con muchísimo potencial, sin duda, por los resultados que tiene a tan corta edad. Es un proyecto buenísimo y me alegra que Chile tenga algo así, aunque me da un poco de envidia sana. Esperamos que pronto en Paraguay podamos empezar un proceso similar, para que en algunos años tengamos jóvenes de ese nivel.

En estos momentos, a ustedes les ocurre todo lo contrario. Tuvieron que citar a jugadores retirados. ¿Cómo llegan físicamente?

Jajajá, estamos bien. Yo no tengo ningún problema, pero vamos a ver, porque en los partidos es diferente, puedo sentir el hecho de que hace años no compito. Más que físico va a ser mental, aunque yo me siento preparado. La experiencia también juega.

¿Te sorprende hasta dónde ha caído Chile?

Es raro ver a Chile así, después de tantos triunfos y alegrías en la Copa Davis y en el Mundial por Equipos. Me sorprende, pero esto es cíclico, ocurre en todos los países. No es muy común que hayan tenido tres monstruos del tenis al mismo tiempo, fue un privilegio, así que ahora tienen que empezar a apoyar a estos chicos.

Tú eres a Paraguay lo que Massú y Marcelo Ríos son a Chile. ¿Cuánto influyen sus figuras sobre los más jóvenes?

Muchísimo. La experiencia que ellos pueden transmitir es importantísima, pero al mismo tiempo es una presión. Teniendo a Nico y a Marcelo atrás, los chicos no van a querer defraudarlos. Eso también lo podemos aprovechar.

Como contemporáneo, ¿qué imagen tienes de la Generación Dorada?

A Massú le tengo un gran aprecio, aunque con Fernando González hay más confianza, porque viajé varios años con él y compartimos entrenador. Al Chino lo admiro, fue quien nos inspiró a los sudamericanos a subir nuestro nivel. Veía todos sus partidos cuando coincidíamos en los torneos, era realmente un genio. Es un honor poder decir que lo conozco. Si bien los tres fueron mejores que yo, me motivaron muchísimo a superarme.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo