Paul Capdeville se despidió ante su gente

El tenista de Vitacura jugó ayer su último partido en Chile, tras quedar eliminado en los octavos de final del Challenger de Santiago, acompañado por su familia y amigos.

Por

 

Imagen foto_0000000120140417081402.jpg
Capdeville junto a su mujer, embarazada de gemelos / ricardo ramírez

Juan Ignacio Gardella

@jigardella

Con la presencia de su familia -incluida su mujer, embarazada de gemelos- y de algunos de sus amigos -entre ellos el ex ministro de Hacienda, Felipe Larraín-, Paul Capdeville (245º) jugó ayer su último partido en Chile y, quizás, el último de su carrera.

En los octavos de final del Challenger de Santiago, el tenista de Vitacura le dio dura batalla al australiano James Duckworth (158º), quien pese a su mejor ranking tuvo que esforzarse al máximo para doblegarlo por 6-7(5), 6-3 y 6-4, en dos horas y 25 minutos.

La emoción invadió al Pulpo consumada la derrota, especialmente cuando abrazó a su esposa a la salida del court central del Club Palestino (ver foto). Pudo ser el fin de 11 años de trayectoria, aunque la última palabra aún no está dicha.

“Depende de Roland Garros, estoy ahí en la pelea”, advirtió el todavía número uno del país, que pretende culminar su etapa como profesional en el Grand Slam parisino, cuya lista para las clasificaciones cierra el próximo lunes. “Estoy inscrito. Si entro, voy a estar allá”, complementó.

Lo cierto es que existe la posibilidad de que sus hijos nazcan durante la disputa de la Copa de los Mosqueteros, una situación que espera no se produzca. “Ojalá no pase eso y pueda estar en el parto de mis hijos”, rogó el capitalino, que de todas formas se puso en el escenario de que ayer haya jugado su encuentro final.

“Terminó un proceso, una parte de mi vida se guarda hoy (ayer), si no en París. Lo tomo con orgullo, porque fue una carrera con momentos buenos y malos, como todas, pero sumando y restando fue muy positiva”, cerró Capdeville.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo