La amenaza de Milos Raonic: "El año que viene volveré sacando aún más fuerte"

El tenista canadiense conectó 1.103 ace durante el 2014 y aseguró que en la próxima temporada aumentará el porcentaje.

Por

EFE

Milos Raonic, primer canadiense en disputar el Masters desde 1970, el cañonero que más ha rentabilizado su potente servicio esta temporada con 1.103 saques directos ha amenazado regresar al circuito en el 2015, sacando aún mejor. En una entrevista concedida a EFE, Raonic comenta que esta temporada ha cubierto la mayoría de los objetivos que se planteó al inicio, repasa como trabaja con sus dos entrenadores, el croata Ivan Ljubicic y el italiano Ricardo Piatti, y cuenta porqué sigue usando la manga larga en su brazo derecho.

¿Cómo evaluaría esta temporada en la que por fin ha logrado formar parte de los jugadores que compiten en el Masters? (el año pasado fue suplente)

Han pasado un montón de cosas buenas. He alcanzado la mayoría de los objetivos que me plantee, con grandes victorias, aunque no puedo acordarme de tantos partidos. He perdido algunos al principio de la temporada por estar lesionado, pero lo más importante es que he podido jugar bien en los torneos más grandes.

Ha tenido mala suerte en el O2 al lesionarse y su saque tampoco ha hecho mucho daño en esta pista. ¿Qué sería de Raonic sin ese arma, su gran servicio?

Estaría metido en un agujero (risas). Después del partido contra Murray me senté con mis dos entrenadores y me puse de acuerdo con ellos en el sentido de que hay que sacar todavía un poco mejor. Y es algo en lo que me he centrado. Volveré el año que viene, incluso sacando todavía mejor, eso lo tengo claro.

Hay algunos jugadores que no tienen entrenador y usted tiene dos. ¿Cómo trabaja con ellos?

Ricardo ha trabajado con los mejores durante 17 años, y Ljubicic es más cercano porque se retiró no hace mucho. Tengo dos opiniones diferentes, pero el mensaje siempre es el mismo. Lo curioso es que hablan entre ellos de mi tenis, más que conmigo. El tema central es siempre la consistencia. Ricardo tiene más paciencia, sabe como leer un mensaje, como mantener mi juego más limpio con un esquema más claro. Ivan tiene más influencia en mi, habla conmigo mucho más, quizás por el idioma. Y tiene un mayor conocimiento de los rivales y conoce mucho mejor a mis oponentes con los que me enfrento regularmente.

Ha finalizado la temporada entre los ocho primeros. ¿Su objetivo ahora es mantenerse en ese grupo?

Quedarme entre los ocho primeros no es la meta, la meta es mejorar. No me he sentado todavía con mi equipo para hablar de ello. Terminar entre los ocho primeros el año que viene será un gran logro, pero no es mi objetivo. El mío es estar el ocho, o más arriba aún. Vamos a trabajar en lo que necesitamos y se que lo que necesito es mejorar. Tengo que mantener mi juego más organizado, y sobre todo mejorar el resto con el segundo servicio, para tomar ventaja en ese punto.

¿Cuál es el primer título de Grand Slam que le gustaría ganar?

El Abierto de Australia porque es el primero que llega (risas). Es la respuesta más adecuada, pero los dos más especiales para mí son sin duda Wimbledon y el Abierto de EE.UU.

Ahora ya es imposible, pero hubiera sido justo que Federer acabase la temporada como número uno del mundo, ¿sin haber ganado un Grand Slam?

Si, porque puntúan las mejores 18 participaciones. Este año ha habido cuatro diferentes ganadores del Grand Slam y dos de ellos han sido realmente sorprendentes (Marin Cilic y Stan Wawrinka), para el público y los fanáticos del tenis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo