Jeremías Israel: "No vamos a volver a tener un Chaleco o un De Gavardo"

El piloto de HRC cree que ambos son "irrepetibles" y considera "interesante" el nuevo recorrido del Dakar. "Hay que prepararse para algo incluso más difícil que este año", avisa.

Por

Juan Ignacio Gardella Berra
@jigardella

Ayer se dio a conocer el recorrido del Dakar 2015. ASO (Amaury Sport Organisation), empresa francesa a cargo de la prueba, determinó seguir la misma línea de la versión de este año y proponer una ruta bastante dura.

Algunos corredores alzaron la voz por lo complicado del trazado recién pasado, pero Jeremías Israel, que competirá como piloto oficial del team Honda Racing Corporation, ve con buenos ojos continuar por esa senda. “Me parece interesante. La decisión que tomaron en la última edición de hacer un Dakar más duro y extremo la repiten, e incluso con acento. Hay que prepararse y esperar que sea muy difícil”, advierte el oriundo de Concepción.

 

¿El recorrido va a ser más duro que el de este año?

Este año fue muy duro, se quemaron autos y motos, hubo pilotos rápidos que quedaron afuera por caídas. Se generó un aura en torno a que fue la versión con las etapas más complicadas desde que el Dakar está en Sudamérica y la próxima edición va en ese mismo tono. No soy quién para leer el futuro, pero creo que hay que prepararse para algo parecido e incluso más difícil.

¿Hasta dónde puede estirar ASO el elástico en cuanto a lo extremo de la prueba?

Tampoco soy quién para juzgar, criticar o pedir que sea más o menos duro. ASO toma las decisiones y ellos sabrán hasta qué extremo llevar su evento. Nadie que llega a un Dakar piensa que va a ser fácil, tienes que estar dispuesto a bancarte todos los sacrificios. Terminarlo ya es una gran meta.

¿Para ti, mientras más complicado, mejor?

Nunca tan así. Si es más complicado, el colador se hace más estrecho. De hecho, yo este año terminé afuera por un accidente muy fuerte, entonces también pagué las consecuencias. En ningún caso diría que mientras más duro, mejor para mí. A mí me acomoda que sea más técnico, por mi experiencia en el enduro y en el motocross, pero al final es igual para todos.

¿El ser piloto oficial de un equipo como Honda te genera una presión extra?

Tengo una responsabilidad más grande. Este año estuve en un equipo importante (N. de la R.: Speedbrain), también como piloto oficial, pero fui más a ver qué se podía hacer. Ahora voy con una misión clara: consolidarme con buenas etapas y llegar a la meta sano y salvo. También debo ser clave en el objetivo de Honda: ganar el Dakar. Por un lado, tengo un apoyo y una estructura detrás que es fuerte, y espero sacarles partido. Pero por otro, tengo una presión extra por las herramientas con las que cuento.

¿Cómo va la adaptación a la moto?

Bien. Tuve la oportunidad de probarla en el Rally de Marruecos y también he hecho test con ingenieros. Me siento muy cómodo en ella y estoy contento de formar parte de un equipo importante.

¿Se va a sentir mucho la ausencia de Chaleco?

Sí, claro. Siempre tuve la esperanza de que se iba a recuperar. Me hubiese gustado tenerlo en pista, pero él tomó una decisión y le deseo la mejor de las recuperaciones y mucho ánimo. No debe ser fácil estar viviendo todo esto después de un año largo de preparación. Se lo va a echar de menos.

¿Te consideras la gran carta nacional ahora?

No. Mi trabajo, mi preparación y mi forma de enfrentar el Dakar no cambian en nada por el hecho de que Chaleco no largue. Mi misión está definida desde antes y no puedo pretender ponerme en su posición. No vamos a volver a tener un Chaleco o un Carlo de Gavardo, son irrepetibles. Por eso, no siento una presión extra.

¿Cuán importante es el rol de los auspiciadores en tu estructura?

Es clave. Este deporte surge, crece y depende de los auspiciadores en un ciento por ciento, a diferencia del fútbol o del tenis. Nos debemos a ellos. Por eso agradezco a Lotus, Cristal Cero, Mapfre, GMO, Trek, SonyXperia, Juan Valdez, Shoei, Great Wall, Movicenter, Vans, Skullcandy y Publimetro, porque me han dado un apoyo tremendo. Sin el vínculo con el mundo empresarial, los deportes motor no existirían.

GRAF/JIGB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo