¿Yoga o pilates? Expertas destacan los beneficios de ambos deportes

Las blogueras María Paz Blanco y Nicole Putz hablaron sobre los beneficios de practicar estos deportes y las diferencias entre ellos.

Por

El Gráfico Chile

Para muchos el yoga y el pilates parecen ser disciplinas muy parecidas o, tal vez, iguales. Sin embargo, eso está lejos de ser cierto. Ante el auge de estos deportes, El Gráfico Chile quiso conocer más al respecto y conversó con las blogueras experimentadas María Paz Blanco y Nicole Putz, quienes hablaron sobre los beneficios de practicar estos deportes y las diferencias entre ellos.

Mientras María Paz Blanco explica que el pilates beneficia el estado físico, Nicole Putz aclara que el yoga apunta más a una cuestión mental. 

“El pilates trae muchísimos beneficios. Al ser una disciplina muy integral permite trabajar músculos que no se trabajarían con ejercicios regulares de pesas en el gimnasio, a su vez corrige la postura, mejora la flexibilidad muscular y de las articulaciones y te permite tener una mayor conciencia de tu cuerpo”, dice Blanco.

“Oxigena y mejora la flexibilidad muscular, como así también la movilidad de las articulaciones y relaja la mente. Es súper completo”, agrega.

“Me pone en forma, de otra ‘forma’. Debido a que es un método anaeróbico, no se queman tantas calorías como cuando se hacen otros ejercicios, como correr o andar en bicicleta, pero contribuye a un trabajo del cuerpo mucho más integral”, asegura.

A su vez, Nicole Putz destaca que los beneficios del yoga son en su mayoría mentales, especialmente en el mundo acelerado en el que vivimos hoy. “A mi me reporta paz mental y bienestar físico. Soy muy acelerada, así que pocas disciplinas me desconectan totalmente de la rutina como el yoga”, señala.

“Te da flexibilidad y mayor conciencia respecto del cuerpo. Aprendes a identificar el estrés que soporta muchas veces y a como mitigar al cuerpo de esa presión”, añade.

Eso sí, ambas coinciden en que ambas disciplinas contribuyen a relajarse y combatir el estrés de la rutina diaria.

“A través del control de la respiración y de ejercicios que promueven el descanso mental, la práctica constante del método Pilates reduce la incidencia del estrés y sus enfermedades relacionadas”, asegura Blanco.

“Con el yoga en poco tiempo empiezas a notar los efectos. En mi caso ha combatido el insomnio, el bruxismo, los dolores de cabeza y los dolores lumbares por malas posturas”, revela Putz.

(GRAF/LP)

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo