¿Terminar o pelear el podio? La duda de Pablo Quintanilla en la recta final del Dakar

El piloto nacional está a dos minutos del tercer lugar, ocupado por Toby Price, y las dos últimas etapas serán claves para su futuro. KTM, que le está entregando apoyo, está siguiendo atentamente sus pasos.

Por

Por Gonzalo Pérez Amar, enviado especial al Dakar

Apenas Francisco López anunció su retiró del Dakar 2015, se comenzó a hablar de los pilotos chilenos que podrían ocupar su lugar. Aunque fueron varios los nombres que aparecieron, uno que tomó gran fuerza fue el de Pablo Quintanilla.

Es que Quintafondo tomó las piezas de la moto KTM que dejó disponible el oriundo de Teno y recibió el apoyo del equipo más importante del rally cross country. Pese a que en sus participaciones en el Dakar no había podido terminar por lesión, los austriacos no dudaron en respaldarlo tras los consejos que entregó el propio Chaleco.

Y el nacido en San Antonio ha respondido con creces a las expectativas que se le tenían. A dos etapas de que concluya la carrera, está a poco menos de tres minutos de alcanzar a Toby Price en el tercer lugar y a doce de dar caza a Paulo Gonçalves en la segunda ubicación.

Pero Quintanilla tendrá que tomar una difícil decisión en el final de la carrera. KTM le pide terminar y acelerar para alcanzar el podio le podría costar caro, dejándolo una vez más fuera de la carrera e hipotecando su relación con el equipo austriaco.

“Si me siento cómodo y con feeling voy a salir a buscar el tercer lugar. Mi intención es salir a pelear, pero si no me acomoda mucho tengo que ser inteligente y no arriesgar toda la carrera por ir en busca de un lugar. Vamos a ver cómo se desarrolla”, señala Pablo Quintanilla sobre la estrategia que utilizará en las últimas dos etapas del Rally Dakar 2015.

Sin embargo, estando tan cerca del podio, al piloto de Transportes Artisa se le abrió el apetito y asegura que “no pensaba estar peleando el podio. Sabía que tenía un buen nivel, pero nunca pensé que iba a estar tan cerca del podio y mucho menos peleando el tercer lugar hasta la última etapa. Estoy feliz y es algo que he buscado durante mucho tiempo, me ha llevado sacrificio y entrenamiento. Han sido años intensos, de altos y bajos, y todo ese trabajo está teniendo su recompensa. Quedan dos etapas y pelearé por el podio hasta el último kilómetro”.

“Están felices (KTM) por lo que he hecho, por como se ha desarrollado la carrera y por lo parejo que he sido. Me han entregado mucho apoyo y primero terminaremos la carrera para ver qué pasa. Me pidieron terminar la carrera más que un lugar. Saben el nivel de piloto que soy, mis condiciones y mi talento. La condición es terminar y después nos sentaremos a conversar”, agregó.

A Pablo Quintanilla sólo lo separan dos etapas y 1400 kilómetros de la meta en Buenos Aires. 1400 kilómetros que podrían ser clave en su futuro.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo