Líos de dopaje podrían dejar afuera del Tour de Francia al campeón defensor

Vincenzo Nibali podría quedarse afuera de la ronda gala si la Unión Ciclista Internacional le quita la licencia al equipo kazajo de Astana por casos de dopaje.

Por

El Gráfico Chile – AFP

El italiano Vincenzo Nibali, vigente campeón del Tour de Francia podría no participar en la edición de este año debido a que su equipo, el Astana, puede perder su licencia World Tour a petición de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Tres casos de dopaje se han dado en el seno del equipo profesional desde mediados de este año, incluyendo los de los hermanos Valentin y Maxim Iglinskiy, lo que ha obligado a llevar adelante una auditoría exhaustiva por parte del Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad de Lausana.

Con estas herramientas, la UCI sacó sus propias conclusiones este viernes y pidió la retirada de la licencia profesional del equipo concedida bajo unas determinadas condiciones al equipo dirigido por el campeón olímpico en 2012, el excorredor kazajo Alexandre Vinokourov.

El equipo kazajo indicó el viernes a la agencia AFP que había recibido los resultados de la investigación y que iba a “consultar con representantes legales y preparar documentos y testimonios” para defenderse.

En caso de respuesta positiva a la petición por parte de la Comisión de Licencias de la UCI, Astana no podría participar en las grandes pruebas ciclistas, entre ellas el Tour.

Un Tour de Francia 2015 sin el vigente campeón, ‘el tíburon de Messina’, es una posibilidad real en la situación actual. Nibali podría no estar junto a Alberto Contador o Chris Froome en la salida desde Utrecht (Holanda) el 4 de julio. Pero todavía queda un largo camino para llegar a este supuesto.

Astana podrá apelar una (posible) sanción de la Comisión de Licencias ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS).

Después, en el peor de los casos para Astana (retirada de la licencia confirmada por el TAS), Nibali y sus compañeros de equipo, como el italiano Fabio Aru (3º del Giro 2014), podrían cambiar de equipo durante la temporada.

El equipo kazajo obtuvo su licencia en diciembre pero con condiciones: esta atribución dependía de los resultados de la auditoría pedida por la UCI a los expertos del Instituto de Lausana.

Los resultado de esta auditoría muestran que el caso de Astana es grave. Según el comunicado de la UCI este viernes, el contenido de este informe “sobre la cultura, la estrategia y los sistemas de gestión antidopajes” del equipo kazajo “justifica ampliamente” una demanda de retirada de licencia.

La auditoría “revela una gran diferencia entre las estrategias y estructuras (que Astana) presentó a la Comisión de Licencias en diciembre y la realidad sobre el terreno”, afirma la Federación Internacional.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo