Verdasco dio la sorpresa y eliminó a Nadal del Master 1.000 de Miami

El español derrotó a su compatriota por 6-4, 2-6 y 6-3 y confirmó que el de Miami parece un torneo "maldito" para el mallorquín tras once participaciones y cuatro finales frustradas.

Por

EFE

El español Fernando Verdasco dio hoy la sorpresa del Master 1.000 de Miami al derrotar a su compatriota Rafael Nadal, segundo cabeza de serie, por 6-4, 2-6 y 6-3 y confirmó que el de Miami parece un torneo “maldito” para el mallorquín tras once participaciones y cuatro finales frustradas.

Nadal, que fue vencido en las finales del 2005, 2008, 2011 y 2014, hoy fue incapaz de remontar un partido que se le puso cuesta arriba al permitir la rotura de dos servicios.

Tras 2 horas y 15 minutos de partido, Verdasco se clasificó para unos octavos donde podría volver a enfrentarse a otro compatriota si más tarde Guillermo García López gana al argentino Juan Mónaco.

El partido de hoy deparó subidas y bajadas del estado de ánimo de ambos jugadores, especialmente Verdasco, que llegaba con la losa de haber ganado sólo uno de los 14 partidos que ya habían jugado, el del Master 1.000 de Madrid de 2012.

Los dos tenistas zurdos comenzaron fuertes con su servicio, sacando con precisión, llenos de confianza, en un partido de ritmo alto y manteniendo cada uno con solvencia su servicio.

Las complicaciones llegaron mediado el primer set. Para empezar fue Nadal, que desaprovechó una opción de romper el juego a Verdasco y después le concedió dos ‘breaks’ a su rival.

El primero llegó con una doble falta y el segundo dándole con la caña a una bola que mandó a lo más alto del Estadio del Centro de Tenis de Cayo Vizcaíno y que cayó como regalo imprevisto en forma de primer set para Verdasco.

Y es que si las cosas no van del todo bien para el número tres del mundo, suele ocurrir que su fortaleza mental casi siempre le permite sobreponerse a situaciones adversas.

Esta vez parecía que iba a ocurrir pero al final no fue así.

En el primer juego del siguiente parcial, Nadal comenzó apretando. Dispuso de tres oportunidades de ‘break’ en el primer juego y, aunque perdió esa opción de afrontar el resto del set con otra cara, esa posibilidad no tardó en llegar.

Pero antes, Verdasco tuvo opción de romper el saque al mallorquín, pero sin suerte, y, como le pasó a Nadal en el primer set, a renglón seguido le regaló dos servicios seguidos.

Y entonces cambió de nuevo la dinámica psicológica. Verdasco bajó su nivel de juego, su intensidad y su acierto, y comenzó a verse al mallorquín, que cerró el segundo set con un claro 6-2 con puntos llenos de rabia y su ya popular grito: “¡Vamos!”.

Pero el bajón de Verdasco duró lo que dura ver que la fortuna y la noche es tuya. Nadal volvió a disponer de dos bolas de rotura en el primer juego del set definitivo, y falló.

Tres juegos más tarde, el madrileño se encontró en similar circunstancia, pero, como muestra de que estaba de vuelta su mejor versión, Verdasco hizo el ‘break’ y tomó ventaja de 1-3.

A continuación, no le tembló la mano y defendió el ‘break’ y puso contra las cuerdas al exnúmero uno para, en su siguiente servicio, dejar clara su fortaleza y en blanco al rival.

El mallorquín lo intentó pero sin el espíritu de otras ocasiones, con el semblante serio, que no concentrado, al ver que tendrá que ser en 2016 cuando intente ganar el único torneo que se le ha escapado con semejante cantidad de presencias y, sobre todo, finales.

(GRAF/LP)

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo