Estudios congelados y deudas: los malabares económicos del mejor clavadista chileno

El deportista de 22 años, Diego Carquín, dejó su carrera de kinesiología, vivió medio año con $160 mil pesos y hoy debe enfocarse en los Panamericanos de Toronto 2015.

Por

Por: Diego Espinoza Chacoff – El Gráfico Chile

@diego_espinoza

El clavadista Diego Carquín es una de las máximas esperanzas de medalla para Chile en los Panamericanos de Toronto 2015. El joven de 22 años está muy ilusionado de subirse al podio de los mejores de América, luego de quedar entre los seis mejores en individuales en los Juegos de Guadalajara 2011.

Pese a eso, el deportista no ha estado totalmente concentrado en los últimos meses, luego que no le realizaran el reajuste de la beca Proddar que ganó tras conseguir medalla de plata en el Sudamericano de la especialidad en noviembre del año pasado. Una mejora económica con la que no contó por seis meses en los que estuvo ganando sólo $160 mil pesos.

“Es una lata en realidad esperar tanto por algo que ganaste. Fue bastante engorroso porque no podía estar viviendo más sin ese apoyo. Ahora es parte del pasado, pero las soluciones reales al problema de fondo es poco porque la ley no me ampara mucho y uno al final invierte su plata sólo en cosas como vitaminas, implementación, porque así es como me sostengo”, compartió el deportista a El Gráfico Chile.

Carquín tiene beca que incluye alimentación y residencia en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), pero siente que su carrera aún no ha sido recompensada en lo económico y que aún sigue siendo un “gasto” para su familia a la cual ya podría estar beneficiando. 

“Tengo el apoyo de mi familia pero en estos momentos soy un gasto y un deportista siempre ha sido visto así. Aparte yo estudiaba kinesiología y ahora tengo que estar congelado y he tenido que posponer mis estudios y podría no haberme dedicado al deporte y estar ya ganando mis lucas”, añadió el clavadista que desde el próximo mes recibirá el aumento de su beca a $380 mil pesos.

“Dog lover”, poco tiempo y al supermercado

Totalmente centrado en competir contras las potencias como México, Canadá y Estados Unidos en Toronto 2015, Carquín no tiene pasatiempos tras terminar su rutina a las siete de la tarde, pero si dice disfrutar mucho su tiempo con sus perros samoyedos y su “banda” en el CAR.

“Es poco el tiempo libre. Comparto tiempo con Cristian Bruno (gimnasta) y José Miguel Concha (Bicicross), son mis partner, manejamos los mismos tiempos, conversamos si tenemos que comprar algo al supermercado, vamos juntos y es un bonito grupo. Además soy ‘doglover’, soy amante de los samoyedos y paseo con ellos”, contó el clavadista quien sueña con conseguir una medalla para Chile en los próximos Panamericanos.

“En Guadalajara me faltaron pocos puntos y estoy en ese grupo (de los mejores). Favorito no soy pero vengo bien y espero dar un golpe fuerte más en lo individual”, cerró Carquín. 

GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo