"El nieto de" y "la eterna promesa" por fin se hicieron un nombre de oro panamericano

Hans Podlipnik y Nicolás Jarry se quedaron con el primer puesto del dobles varones de tenis y coronaron una larga espera hacia el éxito deportivo.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff – enviado especial a Talcahuano

Los amigos lo llaman Hansito y también es conocido por ser uno de los embajadores de GreenPeace en Chile. Hans Podlipnik Castillo (167° del ATP) estudió en el colegio Sainkt Thomas Morus de Providencia, el cual dejó en segundo medio para dedicarse 100% al tenis. Fanático de los asados y de juntarse con sus amigos de antaño, la raqueta número uno de Chile ha tenido un complicado camino para la cima panamericana.

Al no tener mucho apoyo económico de la Federación de Tenis de Chile ni de su familia, H-Pod se dedicó a viajar por Europa buscando torneos donde pudiera conseguir puntos en el ranking ATP. Manejando autos rentados durante la noche y jugando durante el día, El Polaco hizo que todo el esfuerzo lo comenzara a catapultar dentro del circuito tenístico mundial.

“Hay una consecuencia de todas las cosas difíciles que tocan vivir en el tenis cuando decides lanzarte sin sponsors, sin mucha ayuda económica de los padres. La decisión de dedicarse al tenis no fue difícil en todo caso porque es su vida, pero siempre fue un tenista con poco de todo”, contó el técnico de Podlipnik, Arturo Palma, a El Gráfico Chile.

De esa forma en 2014, y jugando sólo torneos Futuros, Podlipnik por fin alcanzó a estar dentro de los 200 mejores tenistas del orbe, además de convertirse en el número uno de nuestro país. Un triunfo que lo llevó a representar a Chile en la victoria por Copa Davis frente a Perú de marzo pasado y que también lo hizo asistir a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 por expresa petición del capitán Nicolás Massú.

“Los Juegos eran muy importantes para él. Cuando lo llamaron para representar a Chile se alegró mucho porque quería ir por las medallas, ideal hubiera sido sumar en todo, pero se eligió bien al enfocarse en el dobles desde antes. Eso fue clave”, agregó Palma.

El nieto de Jaime Fillol comienza a escribir su propia historia

Junto a Podlipnilk, Nicolás Jarry (221°) jugó una gran final del dobles en Toronto 2015, lo que permitió sumar la cuarta medalla de oro para Chile.

El espigado tenista mide 1.98 metros , es la segunda mejor raqueta chilena y sólo tiene 19 años. Se hizo conocido por ser el nieto del ex tenista Jaime Fillol, pero dentro del circuito fue el año 2014 cuando alcanzó uno de los ascensos más grandes del ATP mundial, subiendo 607 escalafones en tan sólo 365 días.

Pese a eso, Jarry pensó varias veces en dejar el tenis porque no estaba teniendo tanto éxito como él esperaba. “Nico pasó por una etapa en la que no sabía si iba a seguir jugando al tenis porque tenía la posibilidad de irse a una Universidad en Estados Unidos y cuando se fueron cerrando esos temas, él decidió dedicarse al profesionalismo”, aseguró Walter Grinovero, co-coach del Jirafo.

Una oferta tentadora que finalmente Jarry no aceptó y que ahora lo tienen entre uno de las máximas promesas jóvenes del tenis mundial y chileno, además de una de las cartas fijas para el futuro del equipo nacional en la Copa Davis, quienes, precisamente se enfrentarán a México este fin de semana en Talcahuano por la Zona Americana II.

Tanto Jarry como Podlipnik comenzarán su viaje a nuestro país rumbo a Talcahuano. El viernes en la madrugada se espera su llegada a Santiago y cerca de las 14:00 horas del mismo viernes, se espera su llegada a la Tortuga, cuando Chile esté disputando el primer punto de la serie frente a los aztecas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo