Crespita pega fuera del ring: "El directorio de la Federación anda puro calentando el asiento"

La actual campeona de peso gallo por la WIBA y la FIB habló de todo. La discriminación a la mujer, los “viejos” de la Federación y su futura fundación.

Por

Por Pamela Romero Novoa – El Gráfico Chile

Carolina ‘Crespita’ Rodríguez está motivada. El próximo 22 de agosto defenderá su título de peso gallo de la FIB (Federación Internacional de Boxeo) frente a la Japonesa Tenkai Tsunami gracias al apoyo que recibió de la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, al facilitarle el recinto y el aporte económico necesario. Sin embargo, antes de recibir la ayuda de la Perla del Norte todo se veía oscuro.

Hice una publicación en mi Facebook disculpándome con la gente porque no iba a poder combatir en Antofagasta. En eso llamó la alcaldesa y dijo que no se puede perder un campeón del mundo“, partió diciendo la púgil.

En la misma publicación Crespita también le llamó la atención al Gobierno por no cumplir su palabra. “Dije lo que sentía porque me ofrecieron algo que no se cumplió. No voy a creer más en las palabras de nadie, ellos llegaron cuando nosotros ya éramos campeones del mundo y ya no vamos a querer más su apoyo“, criticó la deportista.

Pero la puentealtina no sólo ha luchado con sus contrincantes en el ring. La discriminación hacia la mujer se ve inmensamente reflejado en el boxeo femenino y es algo con lo que pelea a diario. “Esto pasa mucho en los deportes que supuestamente son de hombres. En el Club México (la principal institución de boxeo del país) no tenían las instalaciones para que las chicas practicaran, recién ahora se habilitó un camarín para mujeres que comparado con el de los hombres es una vergüenza. Cuando yo empecé a ir allá no había ni baño para mujer. Además, tampoco se entrena a las mujeres como se debería, las entrenan como el sexo débil, y nosotras tenemos la misma capacidad que un hombre”.

Hace un tiempo protagonizó una fuerte pelea mediática con el ex boxeador Martín Vargas por el mismo problema. “Para mí él no es tema, yo siempre he respetado su carrera y creo que no se ha informado bien porque nunca he hablado nada mal de él, sólo dije que no era mi ídolo porque tenemos estilos de combates distintos, yo soy estilista, él es peleador… lo que me molestó fue que dijera que ‘la mujer tiene que estar en la cocina’, eso me tocó como género porque la mujer tiene el derecho de hacer lo que se le antoje“.

Pero cuando se piensa que estamos en el siglo XXI y que la igualdad debería estar más presente que nunca, aparece algo o alguien que cree estar en la prehistoria, en este caso es la Federación Chilena de Boxeo, la cual ha sido una piedra en el zapato más que un apoyo para Crespita. “Hay unas veladas especiales que hace la Federación pero no nos dejan subir al lugar del evento porque soy mujer o porque Claudio (Pardo) es mi entrenador. Los del directorio andan puro calentando el asiento“, en ese momento el entrenador de Crespita remata con un “son unos viejos de mierda“.

La campeona quiere cambiar esta realidad. Está organizando la fundación “Crespita con Chile” que podría estar lista después de agosto. La idea es crear una escuela de boxeo y kickboxing y atraer nuevos deportistas que tengan la facilidad de poder desarrollarse y hacer un trabajo social con ellos. “Queremos que no se tengan que endeudar, que tengan buenas condiciones para entrenar y aparte trabajar con la violencia intrafamiliar y contra la mujer. Nos encantaría tener un gimnasio y un mini hotel para la gente de región“.

Los sueños de Crespita no se detienen, y además de querer difundir el boxeo como corresponde quiere seguir compitiendo. “Quiero hacer la unificación de títulos con el Consejo Mundial por el otro cinturón. Pelear con la campeona del Consejo, ese es mi siguiente desafío y además, pelear un título del mundo en Kickboxing“, que es la disciplina con la que comenzó su carrera. Pero antes, se tomará un pisco sour hecho en casa con un lomo vetado luego del combate con Tsunami en Antofagasta.

GRAF/PRN

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo