Balance copero: Massú goza con las decisiones que lo llevan al éxito y récords en la Davis

Chile derrotó por 5-0 a Venezuela en la final de la Zona Americana II y consolidó su regreso al Grupo 1 luego de dos años jugando en la tercera división del tenis.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff – El Gráfico Chile

Dos años y cinco días tuvieron que pasar para que Chile volviera a sonreír en Copa Davis luego de la derrota ante República Dominicana de septiembre de 2013. Una caída que obligó al equipo nacional a descender a la Zona II Americana del torneo y que significó la renuncia de Belus Prajoux un mes después.

Con ese escenario, desde la Federación de Tenis decidieron “revitalizar” al equipo chileno invitando a los ex tenistas Nicolás Massú y Marcelo Ríos para ser los próximos capitanes del elenco nacional. Pese a eso, su camino comenzó con un duro traspié al caer en su debut frente a Barbados, lo que los obligó a jugar contra Paraguay por no descender a la Zona III.

A pesar de eso, desde ahí todo fue felicidad y victorias por 5-0 para el equipo chileno. Y es que ni Paraguay, Perú, México, ni Venezuela en la final del Grupo 2 pudieron lastimar a la escuadra del Vámpiro quien sumó un histórico récord de 20 puntos seguidos ganados en la Davis, acercándose a la histórica racha de triunfos más larga (en puntos) de la historia del torneo que ostenta Australia con 28 y entre julio de 1955 y diciembre de 1957.

“Estoy contento. Hace dos años exactos nos llamaron para hacernos cargo del equipo y dijimos, desde el principio, que iba a ser un trabajo largo donde nuestro objetivo era subir al grupo 1 americano y ahora hay que ver cuánto tiempo nos vamos a demorar en subir al Grupo Mundial eso nadie lo sabe, pero lucharemos con todos los equipos que nos toque”, dijo optimista Massú.

“Fue un camino muy largo donde salimos de un hoyo”, agregó Hans Podlipnik tras su victoria en el dobles junto a Christián Garín que significó el regreso al Grupo 1. El propio Bam Bam eso sí dijo no estar conforme con lo hecho hasta ahora, pero “feliz por terminar esto. Esto es un reflejo de lo comprometido que está el equipo”, señaló. 

Decisiones impensadas llevaron a Massú al éxito El ex tenista Nicolás Massú llegó a ser número 9 del ATP y doble campeón olímpico en Atenas 2004. Un logro obtenidos gracias a una dedicación que hoy también le imprime a sus dirigidos en Chile. Para él, las cifras no funcionan en los lances coperos y es por eso que nunca se ha guiado por el ránking con el que llegan sus jugadores, sino por el nivel y “pasión” que le demuestran en la semana de entrenamiento.

Una fórmula que ha llevado a jugadores como Garín (ante Perú), Juan Carlos Sáez (ante México) y Gonzalo Lama (ante Venezuela) a ser escogidos como singlistas, a pesar de no ser los mejores según las cifras del ATP. Determinaciones de las que el Vámpiro no se arrepiente y las toma como aval para seguir triunfando en la silla de Chile en la Davis.

“Esto no es sólo estadística, el tenis hay que jugarlo. Soy un tipo que observo mucho y entiendo que esto es complicado. Nosotros tenemos cuatro jugadores en este equipo y existen otros que han estado en las Davis pasadas. Los cinco (con Jarry) son parejos”, confiesa Massú quien le entregó la responsabilidad a Gonzalo Lama de abrir la serie ante los llaneros, pese a que él sólo fue considerado en el equipo tras la lesión de Nicolás Jarry.

“Tengo treinta años en el tenis y eso significa que he ido entendiendo muchas cosas como jugador y ahora como técnico. Hasta ahora las fichas me han salido bien. Ahora es todo bonito pero también me puedo equivocar. Ojalá que no”, ríe el capitán nacional.

GRAF/DE

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo