Gritos, autoregaños y mal genio: el show e incierto futuro del tenista Bastián Malla

La sexta raqueta chilena (417º) cayó ante Hans Podlipnik en el Challenger de Santiago pero dentro de la cancha vivió un duelo aparte en contra de él mismo que lo sacó del complicado torneo capitalino.

Por

Por: Diego Espinoza Chacoff

La sexta raqueta chilena, Bastián Malla (417º), cayó ante Hans Podlipnik (170º) por parciales de 6-4 y 6-2 en cerca de una hora y treinta minutos del compromiso válido por la primera ronda del Challenger 2 de Santiago.

Pese al buen juego mostrado por el joven tenista de 19 años durante el primer parcial, sus autoregaños y mal genio lo sacaron del set y lo terminó perdiendo pese a tener muy complicado a H-Pod en el trámite de los primeros juegos.

Su cabeza es una de sus debilidades y eso es claro. En el 3-2 que significó quiebre para Podlipnik, fue cuando comenzó el show de Malla que no paró hasta terminado el encuentro jugado en el Court Central del torneo. El nobel deportista se enojó por estar incómodo y reclamaba al viento, pegándole a su set de raquetas cuando finalmente logró quebrar de vuelta al Austriaco en el juego 4-2 del primer set.

Un enojo que perduró desde el primer juego del segundo set y que significaron un desequilibrio mental y en su juego que finalmente terminó por afectar en su rendimiento. “¿Qué pasa con tu derecho?” o “¿Acaso no ‘podis’ con ruido y público?” eran algunos de los cuestionamientos que gritaba Malla en medio del compromiso. Un introspección que finalmente lo liquidó. 

Pésima actitud e incierto futuro para Chile Tras la derrota frente a Podlipnik, Malla accedió a hablar con la prensa sólo del duelo en sí. “Voy a hablar con mi entrenador para ver lo que me faltó mejorar”, alcanzó a contar el 417º del orbe antes de enojarse luego de preguntarle por la presencia del capitán de Chile en Copa Davis. “Te dije que sólo iba a hablar del partido”, cerró.

A pesar de sus falencias, H-Pod sigue confiando en él como una de las promesas de nuestro tenis y le entregó consejos para poder mejorar su mala actitud durante los encuentros.

“Obvio que puede ser opción, es muy joven  y le queda mucho camino todavía. Está empezando a tener buenos resultados, esto es un proceso largo que cuesta mucho y cuesta subir en el ránking, ganarle a jugadores que llevan mucho tiempo en estos torneos y él tiene el potencial, tiene que tener paciencia, ser paciente cuando uno es joven y quiere sólo ganar”, fue el consejo que el envío el tenista de 27 años a su compatriota.

“Hemos jugado muchas veces en contra y eso le puede afectar un poco pero cada partido para mí parte de cero y no existe o anterior”, agregó Podlipnik en base a la superioridad en cancha que tuvo este martes en el Club de Polo San Cristóbal, donde se desarrolla el Challenger.

GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo