El protegido de José Santos busca el sueño hípico en EE.UU

Raúl Mena lleva seis triunfos en el turf más exigente del continente gracias a la ayuda del mejor de la historia. Desde ahí evalúa la hípica chilena: "Acá los jinetes los miran como estrellas".

Por

Javier Rios R. En seis meses cambió su vida. Dejó atrás la una carrera llena de caídas y problemas para instalarse en Estados Unidos disfrutando de un estatus de estrella. Quizás el nombre de Raúl Mena Muñoz no le suena de los programas hípicos chilenos. Con una corta carrera donde cosechó más caídas que triunfos, en su mayoría en el Valparaíso Sporting Club,  el jinete chileno logró renacer viajando más de siete mil kilómetros para instalarse en Miami donde conoció a José Santos. Con los consejos del mejor jockey chileno de todos los tiempos logró montas en una exigente competición donde en cinco meses ya cosecha seis triunfos: “Llegue con muchos sueños. Salí de mi país, y estoy luchando en una competencia que se requiere mucho sacrificio. Tengo la convicción que en la vida uno debe ir por sus sueños y gracias a dios conocí personas fundamentales”. El encuentro con Santos se produjo el primer día que pisó el hipódromo de Miami. Gracias a su apoyo y del preparador Ángel Rodríguez logró los papeles para obtener la licencia de jinete: “Desde el primer minuto sentí su apoyo, de ahí salimos mucho, conversamos bastante en su casa y forjamos una amistad muy bonita. Me ha ayudado mucho porque los caballos que he montado han sido por él, con su recomendación” cuenta a Publimetro desde su casa en Estados Unidos. El cambio fue impactante para Mena que hace una profunda crítica a la competición chilena, que estaría relegada al tercer mundo de la hípica: “Las diferencias son muy grandes. Chile está muy atrasado comparado con la hípica norteamericana en todo sentido, en cuanto a calidad de los jockey, en cuanto a condiciones que se le dan a los jinetes para desarrollar su profesión, por ejemplo la zona de jinetes, o las condiciones de las pistas son muy diferentes. Acá a los jinetes los miran como estrellas, sin embargo, los jinetes luchan día a día por ser mejores sin tomar en cuenta las comodidades”. El chileno sabe que no va a ser fácil en una de las competencias más difíciles del mundo. “Para mi lo más importante es poder estar vigente en esta hípica, sobre todo en este hipódromo que es demasiado difícil, acá en Miami, mantenerse es complicado”, dice confiado de seguir obteniendo montas competitivas y no tener que dedicarse a galopar por un sueldo fijo como muchos competidores de su edad. De esfuerzo, Mena sabe. Desde que consiguió su patente en 2010 tuvo una carrera muy complicada con un accidente recién en el primer año, que repitió un año después fracturándose la columna y quedando afuera de las pistas por meses:  “No es fácil recuperarse cuando uno tiene un accidente que te marca, volver fisicamente es difícil pero aún más es recuperarte mentalmente”. De todas formas, recuerda con cariño sus primeros pasos en la hípica nacional, donde ganó 130 carreras: “Recuerdo mi primer triunfo en Viña con una yegua de Ximena Urenda, “High Five”. Tuve momentos bonitos; amaré la hípica chilena por siempre, es donde yo nací y porque la gente no se olvida, el compañerismo que tuve siempre fue bueno”. Más allá de las críticas y los recuerdos, Raúl Mena confía en que de la mano de José Santos podrá ganar un status de jinete ganador en Miami: “Siempre me aconseja: agarrar terreno, irme por dentro y correr limpio; no quedar por dentro en las curvas porque acá son muy pronunciadas y entonces el caballo lo sacas de ritmo y uno lo abre sin querer. Son pequeños detalles, consejos, que a uno lo pulen”, señala admirado del jinete ganador de grandes clásicos en Estados Unidos y que durante 20 años deleitó a la distancia a todos los fanáticos del turf en Chile. Mena sueña con emular sus pasos y basado en el esfuerzo pretende conseguir levantar el vuelo sólo, sin olvidar los consejos de su maestro, para dejar la hípica chilena en lo más alto de la escena mundial. GRAF/JR    

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo