Mexicanos "chasconearon" la NFL en histórica jornada en el estadio Azteca

El ya clásico grito de "puto", cuando se producía un rechazo, y un láser apuntando directo a la cara de un mariscal de campo marcó el regreso de la NFL a México.

Por

AFP

El polémico grito de “¡eh puto!” que tanta controversia ha generado en el fútbol mexicano se escuchó nuevamente el lunes en el estadio Azteca, ahora en el marco del partido de fútbol americano de temporada oficial de la NFL entre los Raiders de Oakland y los Texanos de Houston.

El controversial grito considerado homofóbico por algunos sectores, que se escucha en los partidos de fútbol soccer de la liga mexicana cuando los porteros realizan un saque de meta también se pudo oir en el duelo Raiders-Texanos cada vez que Nick Novak, pateador de Houston, conectaba sus patadas de despeje.

“No es un tema homofóbico”, asegura Alejandro Reyna, de 42 años de edad. “Ya es una costumbre”, añade este aficionado con jersey de los Vaqueros de Dallas.

Como el grito está muy arraigado en los estadios mexicanos, hay aficionados que temen que la NFL tome medidas restrictivas para traer partidos de la liga a México en años posteriores. “Me preocupa que tomen la palabra de manera literal”, apunta Alejandra Estrada, de 29 años.

La NFL regresó a México en este 2016 luego de una ausencia de 11 años.

El grito que también se escuchó en la pasada Copa del Mundo de fútbol Brasil 2014, ya tuvo advertencias y una multa de la FIFA para la Federación Mexicana de fútbol que el pasado mes de octubre fue sancionada con 30 mil francos suizos (alrededor de 600.000 pesos o 30.000 dólares).

En el tradicional “Monday Night Football”, primero en la historia de la NFL que se realiza fuera de los Estados Unidos, también llamó la atención que en los primeros minutos el mariscal de campo de los Texanos, Brock Osweiler, recibió en el rostro la luz de un apuntador láser.

El hostigamiento a los jugadores desde la tribuna con apuntadores láser es otro comportamiento de la afición mexicana en los partidos de soccer.

Antes del partido, durante la ceremonia de los himnos nacionales de Estados Unidos y México, los aficionados se comportaron con seriedad, salvo cuando fue presentado el intérprete del himno mexicano, el cantante de música popular regional Julión Álvarez.

Unos meses atrás, Álvarez protagonizó una controversia atrás por emitir comentarios misóginos.

Ante una asistencia oficial de 76.476 aficionados, los Raiders vencieron 27-20 a los Texanos, en el primero de tres partidos que la NFL se comprometió a traer a México el pasado mes de febrero.

Para Arturo Olivé, director de la oficina de la NFL en México, una evaluación positiva de la celebración de los partidos en este país podría traer como consecuencia más juegos de temporada oficial como ya sucede en Londres, ciudad a la que se le programaron tres partidos de la temporada 2016.

De acuerdo con Olivé, una buena evaluación de México ante la NFL “nos permitiría construir una estrategia de partidos con una frecuencia anual en nuestro país y quizás seguir por el camino ya marcado por la oficina de Londres”.

El emocionante partido:

En la cancha los Raiders de Oakland vencieron 27-20 a los Texanos de Houston, la noche del lunes en partido jugado en el estadio Azteca de la Ciudad de México con el que concluyó la semana 11 de la temporada oficial de la NFL.

En este “Monday Night Football”, los Texanos tomaron ventaja de 3-0 en el primer cuarto con un gol de campo de 32 yardas conectado por Nick Novak.

Los Raiders reaccionaron en el arranque del segundo periodo. Derek Carr completó pase con Jalen Richard quien llegó a las diagonales con una corrida por el centro. Sebastian Janikowski fue certero en el punto extra para dar la vuelta 7-3.

Luego, un balón de Houston en el regreso de patada casi se convierte en el segundo ‘touchdown’ de Oakland, pero todo terminó en un gol de campo de 19 yardas de Janikowski para el 10-3.

La pizarra se emparejó 10-10 con un pase de anotación de 12 yardas de Brock Osweiler para Braxton Miller. Novak convirtió el punto extra.

En el tercer cuarto, Osweiler comenzó una ofensiva en la yarda 35 de su campo y los Texanos avanzaron hasta adelantarse 17-10 con una corrida de 1 yarda de Lamar Miller aderezada por el punto extra de Novak.

Los Raiders se quedaron a dos yardas de la anotación y debieron conformarse con acortar 17-13 con gol de campo de Janikowski.

En el último periodo, Novak anotó gol de campo de 28 yardas para llevar el juego a 20-13.

Entonces vinieron dos pases más para touchdown de Carr. Los ‘Malosos’ emparejaron 20-20 gracias a Jamize Olawale quien completó acarreo de 75 yardas coronado con el punto extra.

Los Raiders dieron el golpe final con anotación de Amari Cooper. El receptor abierto recibió el balón de Carr y corrió hasta completar 35 yardas para el 27-20 ya con el punto extra.

Con este resultado, los Raiders -que fueron locales- se confirmaron como líderes de la división oeste de la Conferencia Americana con 8 juegos ganados y 2 perdidos.

A pesar de la derrota, los Texanos se mantuvieron al frente de la división sur de la Americana con marca de 6-4.

Este fue el segundo partido de temporada regular celebrado por la NFL; el anterior se jugó el 2 de octubre de 2005 y fue la victoria de los los Cardenales de Arizona por 31-14 sobre los 49s de San Francisco.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo