Ignacio Casale: "Me dan ganas de decir chao, pero la pasión tiene más fuerza"

El chileno se emocionó tras conseguir el segundo puesto en la categoría de Quads. Tras dos años de frustraciones el Perro logró llegar al podio y ahora se cuestiona si seguirá en la actividad.

Por Aton Chile

El final del Rally Dakar estuvo lleno de emoción para Ignacio Casale, quien se quedó con el segundo lugar de la competición en Quads y por fin pudo terminar la prueba tras dos años de frustraciones.

El chileno estalló en llanto tras culminar el recorrido en Buenos Aires y en plena transmisión televisiva agradeció el apoyo para lograr su objetivo: "Fue un Dakar muy difícil, pero lo importante es que logré terminarlo. Doy a gracias a todos los que me apoyaron, a mi padre, mis mecánicos, a todos", señaló a Fox Sports.

Tras mantenerse entre los primeros puestos durante toda la carrera, el Perro terminó en segundo lugar en la última etapa de 64 kilómetros en Rio Cuarto de Argentina afianzando la misma posición en la tabla final y cruzando la meta se cuestionó seguir compitiendo ante tanta adversidad: "En este minuto estoy en quads y llevo ocho años de Dakar. No sé si me proyecto muchos años más, tengo que pensarlo porque el ser deportista en Chile es muy difícil. Ya tengo 29 años, tengo otros sueños, tengo ganas de tener una familia, quiero proyectarme a futuro y quizás tengo que pensar muy bien si quiero seguir en esto tan sacrificado y si quiero seguir con este ritmo tan acelerado", confesó.

En el mismo sentido, Casale fue sincero para expresar su mezcla de sentimientos al finalizar la competición: "Me dan ganas a veces de decir 'chao', pero la pasión tiene más fuerza y eso me hace estar en este momento acá. Esta es una sensación muy bonita, pido disculpas por mis lágrimas, es difícil terminar el Dakar en esta posición".

Volviendo al exigente rally, el ruso Sergey Karyakin fue el ganador de la prueba, sin embargo Casale se retiró satisfecho de la competición: "No me hubiese perdonado nuevamente no haber finalizado el Dakar, por lo tanto me tomé las cosas con mucha calma. El 2016 tuve un accidente en la carrera donde me sacaron con helicóptero, en septiembre tuve un accidente muy fuerte que casi me retira de la actividad. Pero superé todos los obstáculos y los sustos para volver y terminar la carrera y para estar dentro de los tres", confesó.

"Este año cambié mucho mi mentalidad. El último golpe que tuve en septiembre entrenando en Con Con me hizo despertar. Estuve a 60 centímetros de casi morir, porque le pegué a un poste a 110 kilómetros por hora y por suerte no le pegué yo, sino que la moto. Eso me hizo cambiar. Pensé en retirarme o subirme a la moto con una actitud diferente. He madurado mucho y este Dakar lo tomé con una madurez realmente muy distinta a otros años. Antes me mandaba puros 'condoros', andaba a fondo todas las etapas, destrozaba la moto, me destrozaba el cuerpo, ahora hice las cosas con calma y eso me ayudó mucho a conseguir este resultado", agregó.

Para finalizar puso suspenso en su continuidad en la actividad: "Tengo que tomarme las cosas con calma, tengo que pensar. En febrero espero tomar la mejor decisión, para ver si sigo en quad o en la categoría que sea", cerró.

GRAF/JR

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo