Golden State se venga de Cleveland con tremenda humillación en la NBA

Los Warriors vapulearon por 126-91 a los actuales campeones y le demostraron quien manda este año en el mejor básquetbol del mundo.

Por EFE

La nueva revancha entre los Warriors de Golden State y los Cavaliers de Cleveland, en el ya tradicional día festivo de Martin Luther King, difícilmente podrá ser olvidado por los actuales campeones de liga después de sufrir una humillante derrota (126-91).

Los Warriors, con el base Stephen Curry, el alero Kevin Durant y el escolta Klay Thompson en plenitud de forma, se exhibieron y humillaron constantemente a sus adversarios.

La victoria puso final a las cuatro derrotas consecutivas que habían sufrido los Warriors ante los Cavaliers, incluidos los tres últimos de la serie de las pasadas Finales de la NBA cuando el equipo de Cleveland remontó una desventaja de 1-3.

Thompson se encargó de ser el líder del ataque demoledor de los Warriors al conseguir 26 puntos, incluidos cinco triples, y cuatro rebotes.

Durant logró 21 puntos con otros tres triples de siete intentos; capturó seis rebotes y repartió cinco asistencias.

Mientras que Curry se exhibió en el duelo individual ante el base Kyrie Irving al conseguir un doble-doble de 20 tantos, incluidos cinco triples, 11 asistencias y recuperó cuatro balones.

Por si la aportación estelar del "trío" de estrellas de los Warriors no hubiese sido suficiente al volver a superar la barrera de los 20 tantos, el ala-pívot Draymond Green salió a la pista del Oracle Arena con muchas cuentas pendientes ante los actuales campeones de liga y en especial con el alero LeBron James.

Green estuvo excepcional en todas las facetas del juego al conseguir un triple monumental -tercero de la temporada– de 11 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias, además de empatar su mejor marca como profesional de cinco tapones.

Los Warriors confirmaron que si llegan a consolidar su juego defensivo serán de nuevo el equipo a batir en las Finales de la NBA.

James, con 20 puntos, fue el líder de los Cavaliers, pero falló 12 de 18 tiros de campo, incluidos 3 de 4 intentos de triples; capturó ocho rebotes, dio dos asistencias y perdió seis balones, mientras que nunca pudo con el marcaje que le hizo Green, que se ha convertido en su mayor enemigo dentro y fuera del campo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo