Las claves para el triunfo histórico de Patriots sobre Falcons en el Superbowl

New England venció a Atlanta por 34-28 en una remontada sin precedentes en la historia del fútbol americano. Tom Brady fue fundamental y logró su quinto anillo de campeonato en la NFL.

Por AFP

Un touchdown de oro en tiempo extra y magistral trabajo del quarterback Tom Brady, le dio a los Patriots de New England una dramática victoria de 34-28 sobre los Atlanta Falcons, para ganar este domingo el Superbowl 51 del fútbol americano.

Brady encabezó una milagrosa recuperación de los Patriots, que perdían por 19 puntos hasta el medio tiempo, para conseguir empate 28-28 en los segundos finales y obligar a jugar el primer tiempo extra en la historia de los Superbowls de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

[gallery gallery_type="grid" ids="4927855,4927856,4927857,4927858,4927859"]

Brady se convirtió en el primer quarterback en reclamar un quinto campeonato de la NFL.

El mariscal de campo de los Patriots inspiró el mayor regreso en la historia del Superbowl cuando New England dio vuelta un déficit de 28-3 en el tercer cuarto para conseguir la sensacional victoria en el NRG Stadium de Houston (Texas).

Brady, de 39 años, se desplomó al césped con emoción después que James White cayera en la zona buena para marcar el touchdown ganador en la apertura de la prórroga de 15 minutos.
Los Patriots parecían liquidados después que los Falcons anotaron tres touchdowns de la primera mitad y otra anotación temprana en el tercer cuarto para tomar 25 puntos de ventaja.
Ningún equipo había regresado con más de 10 puntos en contra para ganar el Supertazón.

 

Brady revive

Brady, que había tenido una pálida actuación en la primera mitad, regresó con más brío en la segunda y los Patriots comenzaron a encontrar sus líneas y modelos de ataque, para ir descontando y metiéndose en el partido, mientras los Falcons iban acusando el cansancio de un juego muy peleado.

Atlanta, que llegó a este partido con la mejor ofensiva del torneo, se derrumbó en el complementario y se quedó con las ganas de conseguir su primer trofeo de campeón, pese al notable esfuerzo de su mariscal Matt Ryan.

Los Falcons anotaron touchdowns en las piernas de Devonta Freeman y Austin Hooper, y una intercepción de 82 yardas de Robert Alford a un mal pase de Brady.
Los Patriots sólo pudieron lograr un gol de campo de Stephen Gostkowski para entrar a la mitad del segundo tiempo perdiendo 21-3.

Todavía en el tercer cuarto Brady no acababa de encontrar su juego, acosado por la defensa de los Falcons, pero el entrenador Bill Belichik enmendó su formación y los Patriots volvieron a funcionar como el equipo que resultó el mejor de la Conferencia Americana esta temporada.

Otro TD de Atlanta cuando Ryan lanzó pase de seis yardas a Tevin Coleman y la primera anotación de los Patriots puso el marcador 28-9 en el tercer tramo. Pero Gostkowski se perdió el punto extra después, y parecía que todo estaba escrito y Atlanta sólo tenía que hacer correr el reloj para titularse.

Otro gol de campo adicional de Gostkowski puso el choque 28-12, cuando Brady conectó con Danny Amendola para un touchdown de seis yardas, y tras la exitosa conversión de un punto, metió de repente a los Patriots en el juego.

Con los Falcons aturdidos y cansados, Brady logro otro TD y New England se acercó 28-26. Otra conversión de dos puntos empató 28-28 y llevó el juego a la prórroga por primera vez en la historia.

A los pocos minutos de la prórroga, Brady volvió a encontrar a White y éste anotó su tercer touchdown de la noche, en un partido fue presenciado por 70.087 espectadores y algo más de 100 millones de televidentes en Estados Unidos.

Al finalizar el juego, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se había declarado partidario de los Patriots, envió un mensaje de felicitación al equipo, a Brady, el dueño Bob Kraft y al entrenador Belichik.

El espectáculo de medio tiempo estuvo amenizado por la diva pop Lady Gaga, quien llevo su mensaje de "amor, diversidad, compasión y espíritu libre" en su interpretación.

 

"Que no cunda el pánico", dijo Brady a sus compañeros para ganar el Superbowl

Pese a estar con el agua al cuello e ir perdiendo por 25 puntos hasta el tercer cuarto, el mariscal de campo de los New England Patriots Tom Brady, pidio a sus compatriotas no se dejaran llevar por el pánico y dar vuelta al partido de Superbowl de este domingo.

En la más grande recuperación en la historia de las finales del campeonato de la Liga Nacional de Football Americano (NFL), los Patriots vencieron a los Atlanta Falcons 34-28 para ganar el Superbowl 51 y el quinto título de su historia.

"Cada victoria es especial, y ésta es por supuesto muy especial, ya que tuvimos que venir de 25 puntos en contra, pero la de hace dos años fue hermosa también", dijo Brady, que se convirtió en el primer quarterback en reclamar un quinto campeonato de la NFL.

"Nunca nos dimos por vencidos. Perdíamos (21-3) hasta el medio tiempo, pero sabíamos que teníamos otros treinta minutos por delante. Nunca nos dominó el pánico, mis compañeros aguantaron la presión", añadió el que ahora se considera el mariscal de campo más exitoso de todos los tiempos.

Brady terminó lanzando 38 pases buenos en 56 intentos, con una intercepción y 416 yardas, el mayor para un quarterback en la historia de las finales, además de dos TD.
De su lado, el mariscal de Atlanta, Matt Ryan, trabajó para 17 pases en 23 intentos para 284 yardas  y dos touchdowns.

"Es decepcionante, por supuesto, porque empezamos muy bien el juego y nos encontramos muy cerca de la victoria, pero no se pudo terminar lo que habíamos empezado", dijo Ryan.
"Es difícil en este momento, pero vamos a aprender de esta derrota, como conjunto, y nos recuperaremos", aseguró.

Bill Belichick, el exitoso entrenador que ha ganado cinco campeonatos con New England, aseguró que "este fue un triunfo de todo el colectivo, de un grupo de chicos duros que aman competir, y nunca se dieron por vencidos, aunque estaban perdiendo 28-3".

"Siempre creímos en la victoria. Sabíamos que sería un partido difícil y había que luchar por sesenta minutos. Sólo tuvimos que luchar por más tiempo de lo esperado", acotó.
Dan Quinn, entrenador de Atlanta, reconoció el esfuerzo de sus rivales.

"Los Patriots hicieron lo que sabíamos que ellos era capaces, lo que dio un buen partido entre dos buenos equipos que pelearon hasta el final. Hay que felicitarlos, nunca se dieron por vencidos", expresó Quinn.

"Al final del partido nos causaron muchas pérdidas de balón. Pudios hacer algunas cosas de manera diferente, pero estoy orgulloso de mis jugadores. Respondieron ante una gran batalla", subrayó el técnico.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo