Keniatas dominaron un Maratón de Santiago marcado por la despedida de Erika Olivera

Luka Lobuwan del país africano en los hombres y la peruana Inés Melchor en las mujeres, fueron los ganadores de la prueba que paralizó santiago este domingo.

Por Aton Chile

No era una carrera sencilla y los miles de corredores de la Maratón de Santiago lo sabían. El buen tiempo y los 18 grados promedios durante la carrera, ayudaron a que se rompieran records durante la competición. Fue así como, en los 42 kilómetros, los keniatas Luka Lobuwan, Julius Ketter y Richard Sigei quedaron en los primeros lugares.

Cristián Valenzuela se quedó con los 10 kilómetros en el Maratón de Santiago en la categoría no vidente. El atleta, que se proclamara campeón del mundo, terminada la carrera, dio gracias a la gente que lo apoyó en su pasada por los distintos puntos de la ciudad.

Carlos Díaz llegó en el primer lugar de los 10K y ganó por cuarta vez consecutiva, rompiendo nuevamente el record en Chile de la competición. El corredor llegó a solo segundos de Victor Aravena, marcando un tiempo de 27 minutos y 38 segundos. “Son meses de preparación y el apoyo familiar es la gran motivación para correr esta competencia”, dijo el corredor en su llegada a la meta. En las damas, la joven corredora Jenifer González, se quedó con los 10K y batió el record, quien dijo que “el tiempo y la temperatura fue ideal para correr el Maratón de Santiago”, comentó.

En tanto, en los 21 kilómetros, Enzo Yáñez llegó en primer lugar y mientras un competidor peruano quedó en segundo lugar, con una gran carrera durante los últimos metros “Fue una carrera muy dura y me arriesgué para lograr este triunfo. Fue difícil de principio a fin. Tenía unos cartuchos guardados y gracias a Dios obtuve el primer lugar”, explicó en la meta, cuando aún no descansaba. El atleta llegó en 1:05.12, batiendo igualmente el record de la categoría. En las damas, la peruana Rocío Cantará se quedó con el primer lugar de los 21K.

Erika Oliver, la figura de la fecha (Photosport)

La gran ganadora de la jornada, que no se puso una medalla, fue la maratonista Erika Olivera, quien corrió por la ciudad de Santiago con cámara en mano, fotografiándose con los fanáticos y corriendo la última maratón de su vida, despidiéndose así para siempre de esta carrera. La maratonista llegó en 1:38.12 a la meta, con aplausos de todos los asistentes en la meta.
“Quiero dar las gracias a todos los que me apoyaron y a todos los corredores con los que compartí. Estoy muy contenta y de terminar una carrera deportiva de esta manera. Agradezco a la organización por terminar así. Estoy muy tranquila y feliz, vengo cuatro años trabajando y hoy me retiro con la sensación de que hice todo lo que me propuse”, dijo Erika Olivera en su llegada.

En los 42 kilómetros, la carrera fue entre los maratonistas keniatas Luka Lobuwan y Julius Ketter. La carrera fue para Lobuwan, quien cruzó la meta en 2:09.35 segundos, marcando nuevo record del Maratón de Santiago y se quedó con su segunda competición, cuando ganara el año 2015. “Me siento bien, fue una carrera muy difícil y todo salió muy bien”, dijo en su llegada a la meta frente al Palacio de la Moneda. En segundo lugar quedó Ketter (2h09'50) y el también keniata, Richard Sigei completó el podio en el Maratón de Santiago.

El chileno Francisco Méndez se llevó el 1er premio "Erika Olivera", al mejor chileno en los 42K del Maratón de Santiago. El atleta llegó en 2 horas, 25 minutos y 5 segundos a la meta. “Logramos ganar la maratón, con un gran tiempo. Es un honor muy grande ganar este premio, ella es una gran corredora”.

En las damas, la peruana Inés Melchor se quedó con el primer lugar de la carrera. La abogada-maratonista llegó en 2:34.01 y se coronó campeona por segunda oportunidad en Chile. “Estoy muy contenta por quedar primera, ese era mi objetivo”, dijo en su llegada. Amare de Etiopía quedó en segundo lugar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo