Ex presidente de la Federación de Gimnasia acusa a Ilic ante la Odepa de intervencionismo y "artimañas"

Eduardo Bahamonde, ex mandamás de la Fedegichi, aeguró que el timonel del Coch maniobró para favorecer a la Fenagichi, federación creada por Tomás González.

Por El Gráfico Chile

El Gráfico Chile / EFE

El ex presidente de la Federación Chilena de Gimnasia, Eduardo Bahamonde, envió una carta a los dirigentes de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) en la que acusa de intervencionismo y "artimañas" al presidente del Comité Olímpico de Chile (COCH), Neven Ilic, candidato a presidir Odepa en las elecciones del próximo 26 de abril.

Bahamonde asegura que Ilic maniobró para lograr el reconocimiento de la federación creada y presidida por el gimnasta olímpico Tomás González, en perjuicio de la que presidía María Inés Icaza. Según el escrito, Ilic resolvió esta duplicidad de federaciones tomando partido a favor de González.

"¿Les parece justo que la Federación de Tomas González, con 21 clubes inscritos y menos de 200 gimnastas, cuyo directorio está compuesto por cinco miembros de dos clubes que solo representan a la gimnasia artística, sea la reconocida por el COCH, y no la Federación de María Inés Icaza, con 54 clubes y mas de 1.700 gimnastas de todas las disciplinas y representada en todas las regiones de Chile?", pregunta Bahamonde en la carta, que ha dirigido al presidente de Odepa, el uruguayo Julio César Maglione, y a los miembros de su directiva.

"Esta irregular situación", continúa, "sucede gracias a la intervención directa del presidente del Comité Olímpico de Chile a favor de la Federación de González".

Neven Ilic es uno de los tres candidatos al cargo de presidente de Odepa en las elecciones que se celebrarán el día 26 en Punta del Este, junto con el brasileño Carlos Nuzman y el dominicano José Joaquín Puello.

El litigio de las dos federaciones

Tras relatar los antecedentes de la constitución de la Federación Chilena de Gimnasia (FEDEGICHI), "creada en 2010 con un sistema no democrático ni participativo, donde los clubes (…) tuvieron que sentarse a esperar que el presidente del COCH Neven Ilic les impusiera el Directorio", Bahamonde recuerda que su equipo se hizo cargo del organismo en 2015, "asumiendo, según lo indica la ley, la deuda y el desorden administrativo existente".

"Los resultados no nos acompañaron, ya que no recibimos ayuda de nuestro organismo estatal, el Instituto Nacional del Deporte (IND), ni del Comité Olímpico de Chile (COCH)", indica. 

Año y medio después, según Bahamonde, el COCH les solicitó la renuncia en un plazo de 24 horas por no haber logrado rebajar o aplazar la deuda.

Ante la nueva convocatoria de elecciones, "sin razón alguna Neven Ilic decide nuevamente tomar protagonismo en un proceso que estaba siendo liderado de forma correcta por FEDEGICHI y sus casi 70 clubes". Bahomendo estima que 

"se hubiese agradecido su apoyo logístico o asesoría en caso de alguna duda, pero su intervención era absolutamente innecesaria".

"El COCH a través de su presidente Neven Ilic promueve y postula al gimnasta Tomás González". Al votar en contra 13 de 21 clubes, Neven y el notario público "se levantaron de la sala dejando la asamblea desprovista de un Ministro de Fe e imposibilitada para escoger el directorio de la nueva federación".
 
"Para todo buen entendedor", apunta Bahamonde, "era la lista de Tomás González o nada".

El gimnasta, tres veces finalista olímpico, creó entonces su propia federación, FENAGICHI, y de forma paralela FEDEGICHI convocó otra asamblea y constituyó una nueva federación presidida por María Inés Icaza, con participación de 31 clubes.

"Artimañas" y "anomalías"

El COCH decidió entonces que, para dirimir cuál de las dos federaciones obtendría su reconocimiento y la representación internacional de la gimnasia chilena, se convocaría una votación extraordinaria en el Consejo de Delegados que reúne a los presidentes de todos los deportes. 

A juicio de Bahamonde, este Consejo está capacitado, según los estatutos del propio COCH, "para aceptar o no a la nueva federación, pero no para escoger entre dos o más de ellas".

"Esta forma de escoger", subraya "fue una artimaña, una estrategia más de Neven Ilic para igualar las condiciones de dos federaciones que distaban mucho entre ellas, desde su origen y constitución hasta su volumen y representación nacional".

Bahamonde añade que la Comisión Jurídica del COCH aprobó la candidatura de Tomás González con varias "anomalías" que se refieren a la doble condición del gimnasta como dirigente y como posible receptor de becas y ayudas.

"En la Orgánica de su federación Tomás González Sepúlveda es el presidente y su madre Marcela Sepúlveda es la tesorera", apunta Bahamonde, que considera esta coincidencia "a todas luces improcedente".

"Estas falencias jurídicas no han sido consideradas por el máximo organismo rector del deporte federado en Chile", destaca, en referencia a Ilic. La Federación Internacional de Gimnasia no se ha pronunciado sobre este conflicto y en su directorio aún figura como federación chilena reconocida la presidida por Eduardo Bahamonde.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo