Otoño-invierno en la hípica: los cuidados y claves para imponerse en el barro

Las primeras lluvias de abril activan planificaciones distintas entre preparadores y jinetes, que hacen todo por mantener a los finasangre libres de lesiones. Conoce los secretos de los expertos y los caballos que marcan la diferencia en esta época del año.

Por Javier Rios

El verano se acabó y las primeras lluvias se llevaron las prendas de vestir ligeras en las tribunas de los hipódromos nacionales para darle paso a los abrigos y al café, mientras se disfrutan las carreras resguardados bajo el techo. Las comodidades para el público en esta época difieren con la pista de carreras, donde los purasangre enfrentan de distinta forma las canchas barrosas, fuertes vientos y molestas lluvias.

Para enfrentar la temporada otoño-invierno se deben tomar recaudos y buscar las mejores tácticas para enfrentar estas circunstancias extremas. De cara a la temporada invernal y con el Gran Premio Hipódromo Chile del 6 de mayo y el clásico Club Hípico de Santiago Falabella del 28 de mayo, con la amenaza latente de lluvias, los expertos entregan las claves para que el público evalúe a sus favoritos.

Es el caso de José Tomás Allende que revela los cuidados que usa para mantener sus caballos de forma competitiva en este tipo de terrenos: “Hay que preparar los caballos con un poco más de cuidado en cuanto a los trabajos de velocidad y también a los de fondo, con la cancha acuosa es el estado más propenso para que los caballos se golpeen los cascos con mucha violencia contra el fondo de la cancha”, explica.

Para el preparador, de todas formas, lo más importante es la genética y lo indescifrable de cada ejemplar para adaptarse a este tipo de canchas. De ahí su recuerdo de cómo trabajó a “Matto Mondo”, un caballo que impresionó ganando por 16 cuerpos en el recordado clásico Alberto Vial Infante de 2007: “Fue impresionante como disfrutaba el barro, es lo más sorprendente que yo he visto en mi vida, nunca vi algo parecido. Ganó a muy buenos caballos, por esa gran ventaja, y seguía ‘volando’. Si alguien quiere saber de caballos que se acomodan al barro tienen que ver ese video”, recuerda mencionando también a “Ministra Hábil”, otra yegua de fácil adaptación en terrenos anormales.

 

Existen caballos que disfrutan estas condiciones, pero para el equipo de cada corral existen procedimientos para cuidar a sus ejemplares. Así lo cuenta Alejandro Padovani que da su receta: “Cuando la cancha está muy barrosa se tienen que cuidar a los caballos para que no se expongan a las dificultades de una cancha tan mala y las lesiones.  El trabajo sigue siendo el mismo, sin embargo, debe haber un resguardo y si está lloviendo de forma torrencial no se sacan los caballos. Ahí depende del manejo de cada corral para ver cuáles salen”, comenta en pleno trabajo diario de adaptación.

Y no sólo es el impacto con el terreno, además se debe lidiar con el fango que salta desde las patas de los caballos, por eso el tranco de carrera también es importante de definir entre preparadores y jinetes en pistas no aptas para cualquiera.

Para el preparador saber cuáles son los de mejor adaptación es fundamental: “Hay caballos que son malísimos para el barro, las canchas blandas no les acomodan y tampoco tener contacto con ese tipo de terreno, no están acostumbrados, van corriendo y se van para abajo. Otros, derechamente, no se afirman en el barro y corren apretados sin poder dar la “brazada” completa, la sensación de resbalarse afecta mucho. Hay otros que son “máquinas” para el barro, depende de otros factores, en especial del casco… para cancha barrosa los que tienen el casco más chico, que lo tienen encasquillado, esos son los que marcan la diferencia. En el caso contrario los que tienen el casco grande funcionan como un sopapo”, cierra.

Como ejemplo pone al caballo “Demuéstrame” del Haras Don Alberto, otro de los acostumbrados a lucirse en circunstancias que a otros terminan perjudicando, afectados por el viento, la lluvia y el barro, sello característico de la temporada que se viene y que desde la comodidad de las tribunas los fanáticos hípicos se preparan para disfrutar.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo