La misteriosa muerte de Marco Pantani vivió un nuevo capítulo en la justicia italiana

El máximo tribunal de Italia rechazó un recurso presentado por la familia del ciclista contra el sobreseimiento de la investigación, el que afirma que El Pirata fue asesinado y obligado a consumir cocaína diluida en agua

Por EFE

El Tribunal Supremo de Italia descartó hoy que el ciclista Marco Pantani fuera asesinado en 2004 en vez de morir por una sobredosis, al rechazar un recurso contra el sobreseimiento de la investigación presentado por su familia.

La corte declaró definitivamente inadmisible el recurso del abogado Antonio De Rensis contra el sobreseimiento del proceso por el supuesto asesinato del campeón dictaminado por el juez de Rimini (norte) en junio de 2016, según informaron medios locales.

La investigación sobre la muerte de "El Pirata" se inició en 2014 por petición de su propia familia al considerar la hipótesis de que el ciclista no murió a causa de una sobredosis, sino asesinado, algo defendido por su madre, Tonina, que luchó por reabrir el caso.

Según estas tesis, el campeón fue golpeado y obligado a beber cocaína diluida en agua y después los agresores simularon la muerte por sobredosis en la habitación del hotel "Le Rose" de Rimini, donde fue localizado sin vida el 14 de febrero de 2004, con 34 años.

La muerte del ciclista, campeón del Giro y del Tour en 1998, ha estado siempre envuelta en las dudas e incluso se ha apuntado a que en su trayectoria intervino la mafia, implicada en las apuestas deportivas.

En 2016 la Fiscalía de Forlí investigó si un clan mafioso hizo que un médico alterara los test del ciclista para que diera un 51,9 por ciento de hematócrito, lo que provocó su sonada exclusión del Giro en 1999, si bien finalmente archivó esta tesis.

Por la muerte del campeón fueron condenadas cuatro personas por haber proporcionado droga a Pantani, acusadas de homicidio imprudente, pero posteriormente uno de ellos, Fabio Carlino, fue absuelto.

Los otros imputados en el caso, los traficantes Fabio Miradossi y Ciro Veneruso y el peruano Ramírez Cueva pactaron penas que iban desde los cuatro años y diez meses al año y once meses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo