La travesía de la Roja en China dejó varios ganadores y un par de perdedores

Óscar Opazo, Guillermo Maripán y Leonardo Valencia destacan en el grupo de los que sacaron cuentas alegres. Ángelo Henríquez vive todo lo contrario.

Por Publimetro

Los que sumaron bonos

Cristopher Toselli: El arquero de Universidad Católica tuvo la responsabilidad de cuidar el pórtico de la Roja en China y en los dos respondió con sobriedad, sobre todo ante Croacia cuando tuvo mayor acción a raíz de la propuesta ofensiva del rival. Su momento más destacado lo tuvo en la definición a penales ante los croatas, cuando contuvo dos tiros. Ganó bonos en su puja con Johnny Herrera por ser el primer relevo del inamovible Claudio Bravo.

Óscar Opazo: El lateral de Santiago Wanderers, que ya había sido nominado por Juan Antonio Pizzi para la Roja, pero que no había podido jugar, vivió su estreno en la adulta en China y respondió a gran nivel, sobre todo en la final ante Islandia. El Torta se mostró como alternativa real para el puesto con menos alternativas en la Selección. Macanudo ganó un relevo de garantías para Mauricio Isla, quien por años ha corrido prácticamente solo en el sector diestro de la zaga.

Guillermo Maripán: Desde la era de Marcelo Bielsa, armar la defensa de la selección ha sido asunto complicado para los entrenadores y por lo mismo se ha recurrido con frecuencia a improvisar a jugadores de otras zonas del campo en el bloque posterior. Por lo mismo, el correcto nivel del hombre de la UC, quien ostenta características de central clásico, es una gran noticia para Juan Antonio Pizzi. Su sobresaliente estatura -algo escaso en Chile- se puso a prueba con rivales fuertes en dicha materia.

Esteban Pavez: Al igual que en Colo Colo, el volante de contención dejó en claro que es un jugador eficiente y pro equipo. Pilar en la recuperación del balón, colaboró permanentemente en labores defensivas, pero ante los esquemas conservadores de Croacia y sobre todo Islandia, se las ingenió para aportar en ofensiva, mostrando sus buenos dotes con el balón en los pies a punta de buena entrega, algo similar a lo que habitualmente hace Marcelo Díaz. Eso sí, para su puesto Juan Antonio Pizzi cuenta con varias alternativas.

Carlos Carmona: Volvió a jugar por la Roja adulta tras casi 2 años y dos meses y mostró que es un jugador de la primera línea de la Selección. Bien en lo colectivo y desde lo individual exhibió sus características de volante de contención clásico, pero también supo aportar en la generación de juego. Debe mejorar en lo físico, ya que en ambos encuentros salió agotado. Su inminente fichaje en Independiente de Argentina pueden darle un nuevo aire en su carrera.

Leonardo Valencia: Con sus buenas actuaciones en Palestino durante el segundo semestre de 2016, Valencia se había ganado la confianza de Juan Antonio Pizzi, quien lo hizo debutar en la Selección en partidos por las eliminatorias a Rusia 2018. Y en China el oriundo de Peñaflor mostró que está para integrar las nóminas titulares de la Roja, actuando a buen nivel como volante de creación y entregando la variante de jugar por las bandas.

César Pinares: A Juan Antonio Pizzi le gustan los punteros clásicos y con buen manejo de perfil y eso es justamente lo que mostró el hombre de Unión Española en la China Cup. El formado en Colo Colo tuvo un correcto cometido en Asia jugando como puntero izquierdo, sobre todo en el debut ante Croacia cuando anotó el único tanto chileno. Además, ofrece la variante de jugar como volante creativo.

Ángelo Sagal: Se integró de emergencia a la comitiva de la Roja que viajó a China por la lesión del experimentado Esteban Paredes y supo aprovechar su chance. Ingresó algunos minutos ante Croacia, pero en la final ante Islandia destacó. Marcó el tanto que le dio el título, pero más allá de eso exhibió un buen manejo del puesto de puntero izquierdo, metiéndose constantemente al centro del área con clara intención de gol.

Los que perdieron terreno

Junior Fernandes: Pese a que había sido considerado previamente por Juan Antonio Pizzi, el atacante del Dinamo Zagreb sólo disputó 10 minutos en China. Con Eduardo Vargas y José Pedro Fuenzalida como inamovibles en ofensiva, a Macanudo le quedaba un puesto en ofensiva para probar variantes y ahí vieron más acción César Pinares y Ángelo Sagal. Incluso Álvaro Ramos jugó más que el ex Bayer Leverkusen.

Ángelo Henríquez: El mismo caso que su compañero del Dinamo Zagreb, pero con la agravante de que ni siquiera jugó. Al estar en los dos duelos de la China Cup en el banco, el campeón de América con la Roja en 2015 sigue sin ver acción con Juan Antonio Pizzi como DT y ahora quedó aún más postergado a raíz de lo surgimientos de los ya nombrados Pinares, Sagal y Ramos como alternativas.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo