Las indicaciones con peras y manzanas de la ANFP tuvieron recepción en el Monumental

El público de la Roja mostró un comportamiento distinto al de los otros partidos como local rumbo a Rusia 2018. La discriminación no fue protagonista en Macul.

Por Gonzalo Pérez

Por Pablo Serey Correa y Diego Espinoza Chacoff

"No se puede decir puto, maricón ni negro", fue la advertencia que lanzó el director de la ANFP Hugo Muñoz en la antesala del duelo eliminatorio entre Chile y Venezuela en el estadio Monumental. Y, al parecer, la gráfica explicación tuvo efecto en el comportamiento de la hinchada de la Selección que llegó a Macul y que mostró un comportamiento distinto al de partidos anteriores.

Había marcada preocupación en la entidad que preside Arturo Salah, pues los constantes castigos por conductas de carácter discriminatorio por parte del público chileno, ha marcado la pauta de la Roja como local rumbo a Rusia 2018. De hecho, a raíz de un castigo en curso se hizo de local ante la Vinotinto en Pedrero y no en el Estadio Nacional.

De dicho modo, para el encuentro ante los llaneros, la ANFP multiplicó los llamados de advertencia a la hinchada, a los que se sumó Colo Colo instalando letreros en distintos sectores del Monumental llamando a no caer en actos de racistas. Es más, integrantes del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) se hizo parte de la campaña instalando un stand en el sector Cordillera llamando a erradicar la violencia y la discriminación, en este caso del fútbol.

El éxito de este tipo de llamados de atención suele ser relativo, pero lo cierto es que la fanaticada local no cayó en conductas impropias de partidos pasados. Más allá de ruidosas pifias, el equipo de Venezuela no tuvo una recepción con elementos discriminatorios cuando sus jugadores entraron a la cancha a realizar los ejercicios previos.
Y en el momento más delicado de este tipo de instancias, el del himno rival, no se advirtió a gran escala improperios xenófobos, homófobos, racistas o similares. Algunas pifias volvieron a aparecer, pero en líneas generales se pudo escuchar bien a los venezolanos entonar el "Gloria al bravo pueblo".

Con el partido en marcha y los ánimos más elevados en cuanto a su temperatura, las pifias hacia los jugadores del elenco forastero se hicieron sentir con un volumen mayor, sin embargo no se escuchó algún cántico de instancias anteriores, como tampoco el copiado "puto" de la hinchada de la selección de México.

"Hemos sido bastante gráficos, lo que se pretende es evitar estas palabras de carácter discriminatorio", manifestó el secretario general de la ANFP, Sebastián Moreno, sobre la forma en cómo la ANFP hizo las advertencias previas pensando en el compromiso ante la escuadra caribeña en el Monumental, agregando que más allá de las palabras mencionadas por Hugo Muñoz "también hay otras actitudes que pueden considerarse discriminatorias u ofensivas, como no respetar el himno".

Moreno también dejó en claro los riesgos a los que se expone Chile en caso de una nueva sanción, al explicar que "los riesgos van desde jugar a puertas cerradas a jugar fuera del territorio nacional. En ese sentido hemos hecho distintas acciones tendientes a evitar que este tipo de situaciones ocurran porque queremos terminar el proceso clasificatorio con la mayor cantidad de gente apoyando a la Selección en el estadio y que el público pueda ser parte del espectáculo apoyando en positivo y no teniendo posiciones contrarias al rival de turno".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo