Del nerviosismo al pánico y del alivio a la tranquilidad: la tierra volvió a remecer la IV Región

Cerca de 200 mil clientes de La Serena, Coquimbo y otras comunas del interior quedaron sin suministro eléctrico luego del fuerte sismo.

Por Daniel Pérez Pavez

Los 8 grados de magnitud Mercali llevaron a la Onemi finalmente a decretar la evacuación del borde costero de la Cuarta Región previendo la posibilidad de un tsunami. "Se actuó de acuerdo al protocolo para evitar cualquier riesgo de la población", comentó la autoridad cerca de esta medianoche, cuando la tranquilidad volvía a la zona, aunque gran parte de La Serena y Coquimnbo continuaban sin suministro eléctrico.

"Lo más probable es que se produzcan réplicas durante la noche", agregó Ricardo Toro, quien fijó el epicentro a 13 kilómetro noroeste de Tongoy.

Cerca de 200 mil clientes quedaron sin electricidad a causa de una falla en la estación Pan de Azúcar apenas producido el terremoto.

Mientras las autoridades habilitaban albergues y puntos de encuentro para tranquilizar a los habitantes del norte chico, la gente comenzó a volver a sus hogares desde los puntos altos a los que se trasladaron para superar la emergencia telúrica.

"Fue una noche de mucho pánico, que nos hizo recordar otras amenazas anteriores de tsunamni" reconoció un serenense que regresaba desde el sector de San Joaquín a las cercanías de la Plaza de Armas de la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo