logo
Social
AP / AP /
Social 21/12/2020

Estrella de Belén: así podrás disfrutar este lunes de la gran conjunción de Júpiter y Saturno

La última vez que Júpiter y Saturno se vieron tan juntos fue en la época de Galileo en el siglo XVII.

Por : AP/Publimetro

Júpiter y Saturno se confundirán en el cielo nocturno el lunes, en su mayor acercamiento aparente desde la época de Galileo en el siglo XVII.

Los astrónomos dicen que las conjunciones entre los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar no son raras. Júpiter sobrepasa a Saturno en sus respectivas órbitas alrededor del Sol cada 20 años, pero la del lunes será excepcional: desde nuestro ángulo visual, los planetas se verán a una decima de grado de separación, equivalente a la quinta parte del diámetro de la Luna llena.

El espectáculo celeste será fácilmente visible en todo el mundo después de la puesta del Sol donde lo permita el clima.

Si a esto se suma el solsticio de invierno en el hemisferio norte y el de verano en el hemisferio sur, este espectáculo navideño promete ser una de las mayores de las grandes conjunciones.

“Lo más raro es una conjunción estrecha en nuestro cielo nocturno”, dijo el astrónomo David Weintraub. “Me parece justo decir que semejante evento ocurre una vez en la vida de una persona”.

Será el mayor acercamiento aparente entre Júpiter y Saturno desde julio de 1623, pero esta conjunción era casi imposible de ver debido a su cercanía al Sol.

Mucho más visible fue la de marzo de 1226, cuando Genghis Khan conquistaba Asia. La conjunción del lunes será la más visible desde ese lejano entonces.

Cabe recordar que este hecho que es conocido popularmente como “estrella de Belén”.

¿Cómo podrás ver la “estrella de Belén”?

La gran conjunción de Júpiter y Saturno será visible en prácticamente todos los lugares de la Tierra. Esto a partir aproximadamente de una hora después que se esconda el sol.

Júpiter se ve arriba, mientras que Saturno abajo, en esta fotografía tomada en Kansas. AP

Acorde a la NASA, se podrá presenciar a simple vista, por lo que no es necesario tener binoculares o telescopios a mano.

Para poder observarlo, hay que apuntar la mirada hacia el oeste, desde un sitio despejado, ojalá sin nada al frente y con poca contaminación lumínica.