logo
home
 /
home 26/02/2021

Caso Tomás Bravo: así fue la intensa búsqueda del menor que fue hallado sin vida tras nueve días

Con un gran número de rescatistas, perros y tecnología de punta se trabajó por más de una semana para dar con el paradero de Tomás Bravo.

Por nueve días se extendió la desenfrenada búsqueda de Tomás Bravo, el menor de tres años y siete que el pasado miércoles 17 de febrero fue visto por última vez cuando salió a caminar y a buscar una vaca junto a su tío abuelo, Jorge Escobar, en el sector de Caripilún, a un costado de la ruta P-40 que une Arauco con Lebu en la región del Biobío.

Fueron nueve días de búsqueda que terminaron este viernes con el hallazgo del cuerpo del menor en una zanja al interior de un terreno privado a unos 2 kilómetros al norte de la vivienda de la familia del pequeño Tomás.

¿Cómo fue la búsqueda de Tomás?

La búsqueda del paradero del menor comenzaron el mismo día de su desaparición, cuando a eso de las 21:30 horas se hizo presente el primer carro del Cuerpo de Bomberos de Lebu, luego a las 21:53 apareció el segundo y a eso de las 23:00 horas el grupo de rescate humano (Usar) de Concepción recibió la alerta.

Al día siguiente se sumaron más voluntarios y un gran número de equipos especialistas de Carabineros, personal de la Policía de Investigaciones, la Fuerza Áerea de Chile, la Armada y ONGs que aportaron con recursos de adiestramiento canino.

Durante el fin de semana, aviones -tripulados y no tripulados- del Servicio Aéreo Fotogramétrico de la FACh tomó imágenes satelitales láser de alta resolución y las que luego fueron entregadas y analizadas con el fin de complementar el trabajo terrestre.

“El avión tiene unos equipos de fotografías que permiten una exactitud de hasta 10 centímetros y eso es un gran aporte al esfuerzo de búsqueda”, había declarado el jefe de zona de catástrofe y Contraalmirante, Jorge Parga.

“Se pueden detectar imágenes de distinto tipo pero también hay imágenes térmicas que pueden indicar la presencia de seres vivos, y eso es tremendamente importante cuando las condiciones geográficas lo impiden detectar por otros medios”.

Intensa fue la búsqueda de Tomás Bravo – Agencia Uno

Rastreo nocturno con cámaras térmicas

A 96 horas del extravío del menor, la Armada comenzó con el trabajo de búsqueda nocturna, “con elementos de alta tecnología que permiten la visión nocturna y cámaras térmicas que por contraste de temperatura permiten detectar seres vivos”, según indicó Parga.

De acuerdo a lo indicado por Parga, el objetivo era determinar áreas de búsqueda más certeras. Los efectivos “tienen una expertiz que no es la de buscar personas en sectores como este, pero sí con sus capacidades tienen todos los elementos y herramientas para aportar”, señaló en aquel momento.

La búsqueda terminó en un galpón

Las labores de rastreo continúo con la misma intensidad durante los últimos días. Durante la tarde de este jueves, la PDI perició muestras de sangre en el puente El Molino, cercano a la casa de Tomás, aunque preliminarmente se habría tratado de sangre animal.

Los intensos trabajos de búsqueda dieron un dramático e inesperado giro luego del hallazgo de un cuerpo en una zanja cercana a un galpón al interior de un terreno privado, a dos kilómetros de la vivienda del menor.

Tras varias pericias, el fiscal José Ortiz confirmó que el hallazgo del cuerpo corresponde a Tomás Bravo, y que su tío abuelo fue detenido por la PDI por el delito de homicidio simple.