Panamá se defiende ante acusaciones de ser un paraíso fiscal

Panamá pretende pasar al ataque para defender su imagen, golpeada por la publicación de documentos que revelaron cómo una firma de abogados en el país creó empresas offshore en paraísos fiscales para personalidades de todo el mundo.

Panamá se defiende ante acusaciones de ser un paraíso fiscal
Por: - AFP

Las acusaciones emitidas por el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), quien calificó a Panamá como “el último gran reducto” para ocultar fortunas offshore, son injustas y discriminatorias, manifestó el vicecanciller panameño Luis Miguel Hincapié.

En una misiva enviada el martes por Hincapié a Angel Gurría, y a la que ha tenido acceso la AFP, el funcionario panameño dice que “la táctica de ignorar otras jurisdicciones y enfocarse únicamente en Panamá es injusta y discriminatoria”.

La reacción del gobierno panameño se produce tras la publicación de los llamados “Panama Papers”, una serie de documentos que revelaron cómo una firma de abogados en el país centroamericano creó empresas offshore en paraísos fiscales para personalidades de todo el mundo.

“A todos luces aprovecha la información emanada del reciente informe ventilado por los medios internacionales para tergiversar los hechos y empañar la reputación del país”, manifiesta Hincapié en la carta enviada.

Según el funcionario panameño, las acusaciones de Gurría son de “una falsedad fácilmente demostrable”.

El ministro de la presidencia, Álvaro Alemán calificó este martes las palabras de Gurría como “irresponsables” e “irrespetuosas”.

El sistema financiero de Panamá está en el ojo de la tormenta desde que el domingo se divulgaran los “Panama Papers”.

La publicación se produce en momentos donde el gobierno panameño y la Ocde han mostrado sus diferencias sobre el acceso a información financiera.

La Ocde ha acusado a Panamá de no colaborar de forma suficiente contra el blanqueo de capitales al no querer ofrecer información financiera de manera inmediata.

Sin embargo, Panamá asegura que está dispuesta a compartir dicha información, pero con un modelo propio, bilateral y que garantice la confidencialidad de su centro bancario, que aporta un 7% al Producto Interno Bruto del país.

“Los Panama Papers han sacado a la luz la cultura y práctica panameña del secreto (bancario). Panamá es el último gran reducto que sigue permitiendo ocultar fondos offshore” para no pagar impuestos, dijo el secretario general de la Ocde, Ángel Gurria.

– Panamá es ‘como otras jurisdicciones’ –

Hincapié refutó estos argumentos y manifestó que “las leyes panameñas de incorporación de sociedades no son fundamentalmente distintas a las de cualquier otra jurisdicción financiera de relevancia”.

Este martes, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, manifestó a través de Twitter que su gobierno seguirá “defendiendo en todas las instancias el nombre de Panamá” y su sistema financiero.

Panamá puso en vigencia en enero una reforma legal para limitar el uso de acciones al portador de las sociedades panameñas y creó un ente público para prevenir el lavado en 16 actividades económicas como zonas francas, casinos, bienes raíces, construcción, transporte de valores, casas de cambio, bolsa de diamantes y notarías.

Esas reformas permitieron a Panamá salir de una lista gris de blanqueo internacional, pero la falta de celeridad para levantar el secreto bancario y el intercambio automático de información ha provocado que se mantenga en la mira de Europa, Estados Unidos y la Ocde.

Este martes el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, declaró que Francia va a reinscribir a Panamá en la lista de Estados y Territorios No Cooperativos (Etnc) en materia fiscal.

“La mitad de las sociedades incorporadas, según el propio informe, provienen de las Islas Vírgenes Británicas”, que opera bajo legislación británica, mientras que “ninguno de los 10 mayores bancos mencionados está establecido en Panamá. Todos sin excepción están basados en Europa Occidental”, dijo Hincapié.

“Culpar a entidades panameñas por la negligencia de las instituciones europeas en el ejercicio de la debida diligencia equivale a culpar a una firma estadounidense por no conocer los beneficios finales de una sociedad anónima registrada en Delaware (Estados Unidos”, añadió el vicecanciller panameño.

Horas antes, la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, escribió en su cuenta de Twitter que su gobierno no permitiría que “juzguen” a Panamá por un caso que “no representa nuestro sistema”.

“El nombre que han puesto al escándalo es un ataque a Panamá”, dijo De Saint Malo, según la cual en el informe se habla de sociedades pertenecientes a 21 jurisdicciones con depósitos en “bancos fuera de Panamá”.

 

PUB/IAM

Loading...
Revisa el siguiente artículo