Partidarios de Hillary Clinton sospechan de fraude electoral en Estados Unidos

Los últimos recuentos arrojan que Hillary Clinton superó a Donald Trump en 2 millones de votos a nivel nacional. En algunos estados clave, Trump ganó por 30.000 votos. Si antes era Trump, ahora son los votantes de Clinton los que sospechan de fraude electoral.

Por publimetro

A medida que se van publicando los últimos escrutinios de votos de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la diferencia entre Hillary Clinton y Donald Trump crece. Y ya va en aproximadamente 2 millones de votos a nivel nacional, siendo de sólo 30.000 en algunos estados clave para el triunfo de Trump, como Michigan y Wisconsin, según Cook Political Report, una consultora qu epublica regularmente actualizaciones en el conteo de votos.

Esto ha llevado que en los últimos días, varias voces de distintos sectores que apoyaron a Clinton el pasado 8 de noviembre alcen la voz y pidan públicamente que la ex candidata demócrata a la Casa Blanca pidan una auditoría de votos en dichos estados, además de Pennsylvania.

Los últimos que se han sumado a estas peticiones son expertos y profesores de ciencias computacionales de estos estados y de sus respectivas universidades: la de Wisconsin, la de Michigan y la de Pennsylvania. Piden que se haga un recuento de forma manual, ya que temen que los sistemas computacionales hayan sido víctimas de cibercriminales internacionales.

“¿Fueron, los errores de las encuestas de opinión a nivel nacional, producto de ciberataques?”, se pregunta Alex Halderman, profesor de Ciencias Computacionales de la Universidad de Michigan que ha estudiado las vulnerabilidades del sistema electoral este año, según consigna el The New York Times. “Probablemente no”, agrega, “pero la única forma de estar seguros es hacer un reconteo de forma manual”.

Algo prácticamente imposible de hacer, debido al tiempo que tomaría contar casi 130 millones de votos de forma manual. Pero aún así, son muchos los simpatizantes de Clinton los que se están sumando a esta y a otras peticiones, como que sea la propia Clinton la que exija formalmente un recuento de los votos.

Si durante la campaña electoral fue el propio Donald Trump quien levantó sospechas por un posible fraude electoral en su contra, ahora son los partidarios de Hillary Clinton los que toman el testamento de Trump y piden un recuento. Esto, avivado también por las denuncias de parte de distintas agencias de inteligencia de Estados Unidos hechas antes de las elecciones, afirmando que Rusia intentaba influir en los resultados de los comicios.

PUB/FHA

Loading...
Revisa el siguiente artículo