"Venezuela no puede salirse de la OEA por Twitter": lo que se viene para Nicolás Maduro luego de polémica decisión

Venezuela dará un paso sin precedentes en la región al activar el proceso para abandonar la Organización de los Estados Americanos (OEA), según anunció el miércoles el gobierno del país chavista.

Aunque hasta el momento, aún no se ha definido la fecha ni el lugar de la reunión en la cual los cancilleres deberán analizar la situación de Venezuela, la sola aprobación de su convocatoria causó la indignación del Gobierno de Nicolás Maduro.

El artículo 143 de la Carta de la OEA estipula que cualquier Estado miembro podrá notificar por escrito al secretario general su intención de retirarse y que después de dos años dicho Estado quedará desligado, después de haber cumplido con todas sus obligaciones.

Sin embargo, Caracas mantiene una deuda de 8,7 millones de dólares por no pagar las cuotas anuales de membresía. Para saber qué es lo que se viene en Venezuela para concretar el retiro y las posibles consecuencias sociales, en Publimetro conversamos con el director del Observatorio de Estudios Internacionales de la Universidad Finis Terrae, Alberto Rojas.

  • La deuda que mantiene Venezuela en la OEA, ¿Es un tope para concretar su salida?

El tema es complejo porque no tiene precedentes, los únicos dos casos de países que vieron comprometida su participación en la OEA fue cuando suspendieron a Cuba en 1962 y Honduras en 2009, producto de la destitución de Manuel Zelaya, el presidente de ese entonces. Por lo tanto, es la primera vez que un país decide voluntariamente salirse de la organización.

Lo cual es un proceso largo, que al menos en el papel, debería durar dos años. En ese contexto, se supone que Venezuela adeuda un poco más de ocho millones y medio de dólares en cuotas a la organización. Yo creo que no hay muchas posibilidades de perseguir a Venezuela para que pague en términos reales. No lograron que el país pagara estando dentro de la OEA, mucho menos lo van a lograr si ya mostró su voluntad de salirse.

  • Pareciese que el tiempo de espera para concretar esta decisión es largo ¿Es posible concretar la salida en menos de dos años?

No lo sabemos porque este hechop no tiene precedentes, entonces solo hay que guiarse por los protocolos, el que indica que se debe esperar dos años después de presentar esta intención de desvincularse ante el secretario general de la OEA, Luis Almagro, con quien el Gobierno de Nicolás Maduro mantiene pésimas relaciones. ¿Cuánto se va a demorar esto y cómo se va a concretar el proceso? Eso lo vamos a saber día a día y en función de lo que diga la canciller venezolana, Delcy Rodríguez.

Sin embargo, aunque no existan precedentes, Venezuela no puede salirse de la OEA por Twitter, tiene que presentar el protocolo correspondiente aunque la sensación sea que al gobierno no le importa salirse de la organización en términos concretos, porque las repercusiones tampoco son mayores.

En realidad, tomar esta decisión es un golpe de efecto, es patear la mesa e irse, porque en la práctica, Venezuela continúa en otras organizaciones regionales como Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) donde no participan ni Estados Unidos ni Canadá.

  •  ¿Fue la presión la que pudo motivar esta salida?

 

La razón por la que Venezuela decide salirse de la OEA es por la constante presión que siente por parte de la organización a lo largo de los años, sobre todo en los últimos meses.

Desde que Almagro asumió, que fue en su minuto bastante cercano a Venezuela pero tuvo un giro importante, adoptó una posición muy crítica en relación al Gobierno de Maduro que no oculta, ha sido categórico y han sido constantes sus esfuerzos por activar la Carta Democrática.

Frente a eso, es evidente que la oposición venezolana se siente cobijada por la OEA en la medida que el propio secretario general ha levantado críticas contra el Gobierno de Maduro, y de ahí este argumento de intervencionismo. Pero considero que el resto de la comunidad internacional, aunque no sea en la OEA, ha estado haciendo sentir su parecer respecto a la situación en Venezuela.

  • ¿Qué consecuencias tendrá esta decisión en términos sociales?

 

La oposición venezolana va a continuar sintiéndose respaldada por la comunidad internacional, ya sea por la voluntad de los gobiernos regionales, que en su gran mayoría han manifestado su crítica, o al menos su preocupación sobre lo que está pasando.

Además, hay que entender que las manifestaciones sociales tienen un problema de fondo que es la crisis económica, la gente no tiene acceso a comida, no puede obtener artículos de primera necesidad como jabón, pasta de dientes, hay personas que se están muriendo de cáncer porque no tienen acceso a los medicamentos que necesita. En ese contexto, la crisis económica ha generado una crisis social que está alcanzando niveles muy altos, y mientras esta situación persista es posible que la oposición continúe convocando a manifestaciones o veamos a personas salir a las calles.

Ahora, cuánto más se pueden extender las marchas, las protestas en las calles, no lo sé. Ya llevamos 29 muertos y para cualquier gobierno que el número de fallecidos en las calles vaya subiendo no es nada positivo y me cuesta creer que el gobierno venezolano sea indolente frente a esta situación.

Loading...
Revisa el siguiente artículo