¿Cuánto pierde Chile con ausencia de Bachelet en Cumbre de las Américas?

El encuentro de este año es histórico, porque es la primera vez que Cuba participa en la cita. Un motivo que podría haberse traducido en una plataforma importante para nuestro país a nivel internacional, por el rol que podría haber jugado Chile en la integración del país caribeño.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nathaly Lepe

Este viernes comienza en Panamá la séptima versión de la Cumbre de Las Américas y Chile no estará presente, luego que la Presidenta Michelle Bachelet cancelara su participación, argumentando que se quedará en el país producto de la emergencia en el norte.

El encuentro de este año es histórico, porque es la primera vez que Cuba participa de la cita. Un motivo que podría haberse traducido en una plataforma importante para nuestro país a nivel internacional, por el rol que podría haber jugado Chile en la integración del país caribeño.

Para el analista internacional de la Universidad de Santiago, Cristian Parker, es lamentable que Bachelet haya decidido no viajar a Panamá aunque asegura que ello responde a la compleja situación política por la que atraviesa el país.

“La ausencia de Bachelet en un escenario y en una instancia tan relevante como la Cumbre de las Américas es una pérdida muy importante para las relaciones internacionales. Chile se ve con buenos ojos tanto desde EE.UU. como desde Cuba, pero también porque Chile tiene un conjunto de temas que impulsa en la agenda hemisférica en los que va a tener menos importancia y eso no es bueno para el país”.

“La crisis de imagen interna está verdaderamente preocupando a la agenda gubernamental hoy día. Estamos viviendo una crisis política de tal magnitud, que de alguna manera, a pesar de que haya un costo en la ausencia de la presidenta a nivel hemisférico, ella quiere privilegiar el frente interno”.
 
Una situación con la que coincide el cientista político, Patricio Navia, quien puntualiza que “no hay justificación para no ir a la cumbre”.

Navia insiste que el argumento usado por Bachelet para saltarse este encuentro, es sólo una excusa porque “el problema de Bachelet no es lo que pasa en Copiapó, el problema de Bachelet es el escándalo de Caval y el escándalo de Soquimich”.

“Bachelet se siente muy débil como para salir, como para ir a esta cumbre, si Bachelet estuviera en control de la situación podría salir a la cumbre y hay un vicepresidente de la República que puede ocupar ese cargo y supuestamente hay una institucionalidad que tiene que funcionar para la reconstrucción en el norte”, concluye.

Loading...
Revisa el siguiente artículo