Gratuidad: así operará durante el 2016 la "ley corta" en la educación superior

Entre los puntos del texto, se consigna que las Ues privadas tradicionales del CRUCh, que forman el G-9, como la Universidad Católica de Chile y la Federico Santa María, deberán tener cuatro años de acreditación y declararse sin fines de lucro.

Por agencias
Gratuidad: así operará durante el 2016 la

La ley corta promulgada este miércoles por la Presidenta Bachelet, tras su rápida aprobación en el Congreso, establece que podrán acceder a la gratuidad todas las universidades estatales y privadas tradicionales que pertenecen al Consejo de Rectores (CRUCh). Se estima que beneficiará a unos 178.000 estudiantes de los deciles más vulnerables de la población. 

Las privadas tradicionales del CRUCh, que forman el G-9, como la Universidad Católica de Chile y la Federico Santa María, deberán tener cuatro años de acreditación y declararse sin fines de lucro. 

Los mismos requisitos deberán cumplir las otras universidades privadas que sean controladas por personas naturales o jurídicas y que manifiesten su intención de sumarse a la gratuidad antes del próximo domingo 27, día en que se inician las postulaciones. 

En cuanto a los centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP), se aprobó un artículo transitorio para que sean sumados a la gratuidad en el plazo de tres años. Por el momento, se fijan varios tramos de la Beca Nuevo Milenio para los estudiantes de estos establecimientos. 

En el primero, la beca cubrirá hasta un monto de $600.000 anuales a aquellos estudiantes que se matriculen en carreras técnicas de nivel superior y profesionales en instituciones que cuenten con acreditación vigente. En el caso de las carreras profesionales, estas deberán ser impartidas por IP. 

Luego, el sistema define una consideración especial para los alumnos que pertenezcan a los primeros cinco deciles de menores ingresos del país, con un monto de $850.000 anuales (Nuevo Milenio 2). Los alumnos deberán pertenecer a instituciones sin fines de lucro o que se comprometan a ajustar su naturaleza jurídica para constituirse como tal. 

Además, introduce una cobertura de $900.000 anuales o hasta el arancel efectivo (si este fuese inferior a dicha suma), para alumnos que se matriculen en establecimientos que cuenten, al 31 de diciembre de 2015, con una acreditación vigente de cuatro o más años y que no tengan fines de lucro. 

Adicionalmente, aquellos recursos que no sean utilizados en los primeros tramos podrán ser reasignados para incrementar la beca Nuevo Milenio 3 en el segundo semestre de 2016, las que pueden llegar a un monto estimado de $1.100.000 por alumno. 

PUB/VJ

Loading...
Revisa el siguiente artículo