Revolución Democrática: "Reforma laboral está muerta, ya no tiene sentido"

El coordinador nacional del partido en formación, Sebastián Depolo, señaló que "la lucha contra la desigualdad parte en el mundo del trabajo con sueldos dignos y relaciones laborales equilibradas, por eso desde Revolución Democrática llamamos a marchar por un nuevo Código del Trabajo, el fin de las AFP y una Asamblea Constituyente”.

Por AGENCIAS
Revolución Democrática:

Revolución Democrática afirmó hoy que tras el fallo del Tribunal Constitucional “la reforma laboral ha muerto porque sin la titularidad sindical no tiene sentido, es abiertamente un retroceso”. Además, llamó a la ciudadanía a manifestarse con unidad este 1 de mayo. 

El coordinador nacional del partido en formación, Sebastián Depolo, señaló que “la lucha contra la desigualdad parte en el mundo del trabajo con sueldos dignos y relaciones laborales equilibradas, por eso desde Revolución Democrática llamamos a marchar por un nuevo Código del Trabajo, el fin de las AFP y una Asamblea Constituyente”. 

Sebastián Depolo dijo que el movimiento político estará presente “este 1 de mayo junto a la CUT por los derechos de todos y todas”. El dirigente agregó que “el TC, que ha terminado funcionando como una tercera cámara, en 8 horas y entre 10 ministros, destruyó casi un año de deliberación democrática”. 

Por su parte, Margarita Portuguez, presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios de Telecomunicaciones (Anfutel), dirigente de base ANEF y miembro del Frente de Trabajadores de Revolución Democrática, afirmó que la reforma “falleció cuando el Tribunal Constitucional le arrancó un órgano esencial para su supervivencia: la titularidad sindical. Sin este mecanismo, la ley resultante es un cadáver”. 

En este sentido, la dirigenta señaló que “se ponen trabas a la huelga para que no sea efectiva. En cualquier país democrático se reconoce el derecho a negociar colectivamente, incluso a nivel de rama productiva, y el derecho a huelga efectivo, pero en el Chile neoliberal no se quieren reconocer estos derechos sociales básicos”. 

Margarita Portuguez recalcó que “no podemos quedarnos en lamentaciones. Es hora de salir a las calles y llamamos a la unidad del mundo sindical, más allá de las diferencias, es momento que los trabajadores nos organicemos y converjamos en una lucha común. 

“No podemos negar que nos faltó esta unidad a lo largo de la tramitación de la reforma. Este 1 de mayo es una oportunidad imperdible para salir a exigir con una sola voz el fin del código laboral de la dictadura”, concluyó. 

PUB/SVM

Loading...
Revisa el siguiente artículo