Venezolanos corren a supermercados y tiendas ante temor de alza de precios

Por EFE

Numerosos venezolanos acudieron hoy a supermercados y tiendas abiertos en domingo para comprar alimentos y productos ante el temor de que suban los precios mañana cuando entre en vigor la devaluación anunciada por el presidente Hugo Chávez.

En supermercados del este de Caracas se podía observar esta mañana una importante afluencia de clientes que compraban productos de primera necesidad como azúcar, leche o huevos, entre rumores de que iban a aumentar los precios hasta en un 50 por ciento.

En un supermercado del municipio de Chacao, los empleados habían retirado las etiquetas con el valor de las mercancías y uno de ellos comentó que se iban a modificar con los “nuevos precios”, aunque sin poder confirmar de cuánto sería la subida.

En las tiendas de alimentos no se veían en la mañana grandes colas como sí se han presenciado desde el sábado en almacenes de otro tipo de productos de importación, como electrodomésticos.

Chávez anunció el viernes por la noche la devaluación de la moneda nacional, hasta ahora en 2,15 bolívares por dólar, e indicó que se establecían dos tipos de cambio: uno de 2,60 bolívares y otro de 4,30, siempre en el marco del control estatal de divisas, vigente desde 2003.

La cotización de 2,60 bolívares regirá las importaciones prioritarias, entre ellas las del sector de los alimentos, la salud, el de maquinarias y equipos, ciencia y tecnología y todas las importaciones del sector público, así como remesas familiares o recursos de consulados y embajadas acreditadas en Venezuela.

Para el resto se utilizará una paridad de 4,30 bolívares por dólar, que llamó “dólar petrolero”, y que especialmente permitirá cubrir los requerimientos del sector automotriz, del comercio y de las telecomunicaciones.

Las medidas, que entrarán en vigor mañana lunes, ya han generado numerosas reacciones de rechazo por parte de economistas y también políticos de oposición quienes consideran que si bien darán más ingresos al Estado, también supondrán más inflación en un país que cerró 2009 con un alza del IPC de 25,1 por ciento.

El ministro venezolano de Economía y Finanzas, Alí Rodríguez, advirtió hoy que “es necesario hacer una reforma legal para castigar severamente a todo aquel que se descubra especulando, esa acción es un delito, porque que no tiene ninguna legitimidad el hecho de que una persona incremente especulativamente los precios”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo