Cómo será el Santiago del 2041

Escasez crítica de agua potable pero menos esmog que hoy se proyecta para el aniversario 500 de la ciudad

Por Arturo Figueroa

La falta de agua para consumo humano y no la contaminación atmosférica se proyecta como el principal escollo para el Santiago del 2041, cuando la capital cumpla 500 años y, se supone, Chile ya será un país desarrollado.

El consumo de agua en el mundo creció, de 1900 a la fecha, el doble que la po­blación humana. Esa realidad, proyectada respecto del im­pacto que en la zona central de Chile tiene y tendrá el ca­len­tamiento global, con la escasez de lluvias y el au­mento de la temperatura, anticipa que “va a haber problemas de disponibilidad de agua”.

Este fue uno de los temas del foro “Santiago 2041”, que reunió a una elite de expertos en arquitectura, medioambien­te, urbanismo, transpor­te, vivienda y hasta el intendente Metropolitano, Fernan­do Echeverría.

“La piedra del zapato del de­sarrollo de Santiago es la contaminación, pero el futuro se ve auspicioso”, afirmó con datos en mano que dan cuen­ta que se le puede ganar la ba­talla a las partículas contaminantes PM10 y PM2.5.

¿Qué más? Todo se recicla­rá y con eso tendremos energía. Apa­recerán otros centros, mandará el auto híbrido…

Cifras del futuro

Proyecciones de la capital para el año en que se cumplirán 500 de su fundación.

– 8 millones de habitantes

– 24 mil dólares será el ingreso per cápita: un millón 300 mil pesos

– 4 millones de autos habrá (3,5 veces más que ahora).

– 25 habitantes por hectárea

Pablo Allard: “Viviremos mucho mejor que ahora”

El reconocido arquitecto y urbanista de la Universidad Católica y Harvard participó en el foro “Santiago 2041, ¿Cómo será nuestro futuro?”. Nos ase­gu­ra que tenemos todo para vivir “mucho me­jor” que ahora pero que, co­mo pasa con la “Roja”, de­pen­de de no­so­tros lograrlo.

Futurología. ¿Cómo ves el Santiago del 2041?
Si se aplican acciones concretas, viviremos mucho mejor que ahora. Ciudadanos con barrios mejor co­nec­tados, la mayoría con trabajos cer­ca de sus casas y con todo a la mano: una vida suburbana.

¿Cuál sería el peor escenario?
Que no logremos resolver el tráfico y los tiempos de viaje se hagan mucho más largos. Y la expulsión de gru­pos sociales a las periferias de la capital, acen­tuan­do una serie de problemáticas anexas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo