Periodista peruana detenida por espionaje saldrá en libertad

Por PUBLIMETRO

Marco Moreno, Analista Político Universidad Central

El interés de Rusia es obtener información de los movimientos de Estados Unidos en los lugares donde hay conflictos desarrollados y militares, como en Afganistán. Donde además hay recursos naturales estratégicos como oro y litio, existe la creencia de que las próximas guerras serían por recursos naturales.

Los rusos quieren saber en qué están los norteamericanos, también más allá de lo meramente militar, saber por qué no se van de Afganistán, ¿es que hay algo más?

El principal objetivo del espionaje es la búsqueda de recursos estratégicos, es decir, información estratégica de la disponibilidad de recursos.

El nuevo espionaje en este mundo globalizado y ya no en un contexto bipolar como en el pasado, está en el acceso a información, más que bélico y militar sobre recursos y tecnología. Con el fin de tomar decisiones, utilizado tanto por países como por grandes grupos económicos”

La periodista peruana Vicky Peláez, involucrada en una red de espionaje en Estados Unidos en favor de Rusia, saldrá de la cárcel el próximo martes 6 de julio, una vez que haya abonado parte de la fianza de 250.000 dólares que le impuso el juez Ronald Ellis.


”Llevará un grillete electrónico”, dijo Carlos Moreno, abogado defensor de la periodista nacionalizada estadounidense, de 55 años, que fue detenida el domingo junto a su esposo, conocido bajo el nombre falso de Juan Lázaro.



El juez Ellis negó la fianza a “Lázaro” y a otros dos acusados por el mismo caso, Cynthia y Richard Murphy. Peláez abonará para su salida del centro correccional de mujeres de Nueva York 10.000 dólares y quedará bajo arresto domiciliario en su casa de Yonkers, al norte de la ciudad de Nueva York.


El abogado dijo que su defendida “mantiene su inocencia” respecto a los cargos que se le imputan: lavado de dinero y ser agente de un gobierno extranjero.

“En contraste con los demás acusados, ella no parece estar entrenada, es ciudadana estadounidense y no hay indicaciones que haya utilizado identidades falsas. Sin embargo, ella no es inocente (…) la evidencia sugiere que sabía lo que estaba sucediendo”, dijo el juez Ellis.

Agregó que la periodista “no parece haber utilizado jamás una doble identidad ni identificaciones falsas” en los viajes que hizo a Sudamérica y en los que, según la fiscalía, habría entregado diversa correspondencia a agentes del servicio secreto ruso.



El juez explicó que consideró que Peláez, que trabajaba en el diario neoyorquino en español El Diario/La Prensa, “no tiene un incentivo para huir, al contrario que los otros”. 

Su esposo, que en sus declaraciones tras la detención admitió que era agente ruso, que no tenía nacionalidad uruguaya y que su nombre real no era Juan Lázaro, según la fiscalía, y que cuya lealtad a Rusia la puso por delante del amor a su hijo.


El presidente de Perú, Alan García, afirmó que Lázaro se presentaba hace años como “una especie de embajador de la subversión interna de Perú” y que es “un espía de altas condiciones“.

Ahora cuál es el grado de vinculación o conocimiento que tenía su esposa, eso lo dilucidará la investigación y verán quién sirvió de tránsito para el dinero o quién pasaba las informaciones”, añadió el jefe de Estado.

Los otros ocho detenidos son Anna Chapman, de 28 años, y los conocidos con los nombres de Tracey Lee Ann Foley y Donald Howard Heathfield, Cynthia y Richard Murphy, Patricia Mills, Mikhail Semenko y Michael Zottoli.


Los servicios secretos del Reino Unido MI5 han entrevistado al ex marido de Chapman para establecer si fue reclutada por el espionaje ruso mientras vivía en Londres y si espió en el Reino Unido.

El undécimo detenido tiene una orden internacional de búsqueda y captura tras fugarse cuando fue puesto en libertad bajo fianza, conocido bajo el nombre de Christopher Metsos, de 54 años y que usaba pasaporte canadiense cuando fue detenido en el aeropuerto de Larnaca (Chipre).

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo