San Fermín: Toros cornean a dos hombres y hay cinco heridos

Por

PAMPLONA, julio 08.-  Dos hombres sufrieron cornadas el jueves durante el tenso y peligroso segundo encierro de toros de la fiesta popular de San Fermín, en el norte de España, y al menos otras cinco personas fueron hospitalizadas después de caer o ser pisoteados por las bestias descomunales, dijeron las autoridades.

Miles de personas participaron del segundo encierro, en el que corrieron para evadir a seis toros de lidia y seis novillos que deben guiar a estos por el recorrido de 850 metros (930 yardas) desde un corral hasta la plaza de toros de la ciudad.

El encierro duró poco menos de cuatro minutos y estuvo marcado por momentos de pánico cuando varios toros se separaron de la manada. Uno de los animales se detuvo justo antes de entrar a la plaza de toros y miró fijamente a los corredores mientras caminaba amenazador.

Imágenes de televisión mostraron a un joven corredor cuando recibía una cornada en el pecho y era arrojado como un muñeco de trapo a una de las calles de adoquines del histórico casco antiguo de Pamplona. El hombre permaneció aturdido en el suelo antes de ser sacado por rescatistas.

Un hombre sufrió heridas graves tras recibir una cornada en el tórax y otro recibió un astazo en la pierna izquierda pero estaba en mejor estado de salud, dijo el doctor Fernando Boneta, del hospital Navarra.

El hombre herido más gravemente fue un español de 22 años mientras que la otra víctima corneada era un hombre de 43 años procedente de Dublín, dijeron las autoridades. Los hombres fueron identificados sólo por sus iniciales.

Cinco personas más fueron internadas en hospitales de Pamplona, la mayoría con huesos rotos y golpes sufridos al caer o ser pisoteados durante el encierro del jueves. Entre ellos había un estadounidense de 49 años de edad, un israelí de 33 años y tres españoles, dijo el gobierno regional de Navarra.

Los corneados del jueves fueron los primeros de la serie de ocho encierros que se celebran durante el festival callejero de nueve días que también ofrece bebidas alcohólicas día y noche y que atrae a decenas de miles de españoles y extranjeros.

En el encierro del miércoles, un joven australiano de 18 años se fracturó tres vértebras al caer y estaba grave en un hospital, mientras que un español de 20 años sufrió una herida en un ojo pero estaba fuera de peligro, dijo el gobierno regional de Navarra.

Decenas de personas sufren heridas cada año en la fiesta de fama mundial, la mayoría al caer al suelo, aunque algunas son pisoteadas o corneadas por los animales. El año pasado ocurrió la primera cornada fatal en casi 15 años.

___

El periodista de The Associated Press Ciaran Giles en Madrid contribuyó a este despacho.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo