Tejer en las calles: la nueva moda de las consumidoras chilenas

El revival de los tejidos ya es un hit por el invierno Chilenas ahora se juntan a tejer en grupos y hasta en el Metro. Moda hace crecer el mercado de la lana

Por Claudio Garrido

Tejer en grupo hace bien: por Hannelore Grosser, creadora de “Tejer hace bien

Lo que estamos haciendo es retomar un práctica que había sido olvidada. Es transversal y nos juntamos mujeres desde los 20 a los 60 años. Nos ponemos de acuerdo y tejemos al mismo tiempo en espacios públicos como el Metro. La idea de tejer en grupo y en movimiento tiene que ver con rescatar una práctica que permite conversar y ahorrar dinero para el bolsillo familiar.

Tejer: ¿cosa del pasado? Equivocados. Así están muchos que creían que tejer ya no era una práctica habitual entre las chilenas.

“Somos más de 250 en Facebook y ya nos hemos reunido a tejer cada una en espacios públicos interviniendo la ciudad”, dice Hannelore Grosser, creadora del grupo “Tejer hace bien”, el primero en intervenir el Metro con mujeres palillo en mano.

Un trabajo similar realiza “Tejedoras furiosas”, otro grupo que ha fomentado el avance de esta práctica a través de las redes sociales.

Estos grupos, más el au­mento del consumo por in­vier­no, han hecho que el ne­gocio de las lanas crezca tanto por moda como por demanda de productos, llevando inclu­so a las tiendas a crecer en ofertas especiales de tejidos y lanas.

“Con los tejidos nos ha ido muy bien, esta temporada  he­mos tenido un crecimiento importante”, dicen en tiendas Paris.

Según los datos del comercio, en estos meses la de­man­da por lana de oveja, alpaca u otros crece hasta en 60%, principalmente por las temperaturas bajas.

“Hay una tendencia mundial hacia el consumo de los pro­ductos naturales, y que se ha reflejado en el aumento del consumo de lana en Chile”, dice Alejandra Von Baer de te­ji­dos Amaru, quien confirma que la fiebre por el tejido se­gui­rá hasta primavera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo