"Vendo mi virginidad": ministra del Sernam reacciona ante avisos

"Más que condenar, debemos ofrecer salidas: un trabajo", afirma Carolina Schmidt

Por

Una decena de avisos colgados recientemente a sitios web de compraventa dan cuenta de esta realidad en el país. Urgencias económicas son la justificación para pedir hasta $3 millones por la virginidad de mujeres que dicen tener entre 18 y 23 años.

Como Catherine (22 años, de Santiago), que habla de una “deuda familiar en la cual está en compromiso el embargo de nuestra casa”.

La ministra del Sernam, Carolina Schmidt, calificó como “dolorosa” esta realidad en la que “por obtener un ingreso, algunas mujeres toman medidas extremas: venden su virginidad, su cuerpo en el caso de la prostitución e incluso órganos”.

Luego, remarcó su diagnóstico: “Más que condenar, debemos ofrecer salidas. Y la mayor necesidad que hoy tienen las mujeres es la oportunidad de un trabajo. Cuando no tienes esa posibilidad se llega a cosas tan extremas como la que me estás mencionando”.

La comisión de Familia de la Cámara de Diputados, en tanto, quiere estudiar el modo de tipificar este hecho como delito. “Tenemos que ver de qué modo le ponemos un corte legal a esto”, dijo la presidenta de la instancia, María Angélica Cristi (UDI).

Por cierto que esta “idea” llegó a Chile del Primer Mundo. El caso más resonado es el de la rumana de 18 años Alina Percea (en la foto y en el video), quien perdió su virginidad con un empresario italiano de 45 (que pagó unos $7 millones por ella) para, con ese dinero, costear sus estudios de licenciatura en computación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo