Ministro Kast fue a Cerrillos para revelar triste cifra de pobreza

Publimetro estuvo en la villa Los Presidentes junto al titular de Mideplan. Pese a los datos, se respiró optimismo

Por Arturo Figueroa

El lugar escogido por el mi­nis­tro de Mideplan, Felipe Kast, para entregar los nuevos datos de la encuesta Ca­sen y que revelan un triste aumento de la desigualdad entre los chilenos es villa Los Presidentes de Cerrillos. Naci­da de una toma de terreno en los 70, hoy cuenta con unos 2 mil habitantes, donde el 7% jamás estudió algo, el 17% no sabe leer y la “ocupación me­dia” llega apenas al 21%.

Es reconfortante ver aquí a unas 30 mujeres microemprendedoras dando testimonio de sus logros en entornos difíciles. El ministro celebra sus creaciones, respaldadas por Fondo Esperanza y el Sernam. Unas coloridas flores de adorno hechas “reciclando pantys”. Cajitas con motivos animales. Unos cuadros inspirados “en los pueblos originarios” (rato después le re­gala­rán uno). Unos ricos ku­chenes (Kast se llevará uno de man­zana). “Una fotito ministro”. El accede e invita al al­cal­­de de Cerrillos a acompaña­r­lo. Bromea con que “se pa­re­ce un poco a Vodanovic”. Ríen.

Pero las cifras que entrega el ministro de Planificación no sa­­can ni una sonrisa y él mis­mo es tajante: “Nos queda mu­cho por avanzar en la igualdad de oportunidades”. “No podemos tolerar que las brechas sigan avanzando”. “Que tu origen no determine tu destino es la meta”.

El resultado grueso de la Casen 2009 indica que la brecha en la distribución del in­greso entre los chilenos au­mentó por primera vez en una década y que hoy el 10% de los hogares más po­bres gana unas 46 veces me­nos que el 10% de los ho­ga­res más ricos (índice de Gini). Que los más ricos ganan casi el 9% más que hace 3 años mientras que los pobres el 26% menos.

Para combatir la extrema po­breza, Mideplan, entre otras medidas, anunció que creará un indicador de movilidad social que no existe y se modernizará el recibimiento de ayuda estatal. “Hoy se gastan 80 mi­llones de dólares anuales en salir a buscar esa ayuda”, asevera Kast.

La ministra del Servicio Na­cional de la Mujer (Sernam), Carolina Schmidt, en tanto, acota que una mez­­cla de oportunidades de trabajo y capacitación son un modo certero para sacar de la pobreza a millones de chilenos y reducir brechas. “55 de cada 100 mujeres pobres busca trabajo y nadie se lo da. Da vergüenza”, remata.

Graciela regaló kuchen a Kast

Un mensaje optimista dejó Graciela Godoy, microemprendedora hace cinco años y especializada en repostería.

Si uno quiere salir ade­lan­te y se tienen las ganas, se puede derrotar a la pobreza. Por supuesto que se necesita un empujoncito, que en mi caso lo obtuve a través del Fondo Esperanza. He crecido mucho como persona, me siento bien conmigo. Mi esposo (esta mujer de la villa Robert Kennedy de Estación Central está casada y tiene dos hijos) siempre ha sido más pesimista que yo, es medio tira para abajo con las cosas de uno, pero yo le muestro que se puede. Ojalá se preocupen de qui­tar trabas a la gente que pide préstamos por una buena causa. Se­ría­mos más emprendiendo”, es su mensaje.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo