Moscú convertida en una ciudad fantasma por el humos de los incendios

El número de víctimas ascendió a 52. En algunos barrios de la ciudad hay una visibilidad de apenas 200 metros.

Por

El olor a quemado en Moscú se cuela en las casas, en los edificios oficiales y oficinas. Mientras, en la Plaza Roja, los visitantes apenas pueden ver las rojas murallas y torres del Kremlin o las famosas cúpulas de la Catedral de San Basilio, y los turistas que se suben a los barcos del río Moscova apenas alcanzan a ver la otra orilla.

Moscú ha amanecido cubierta por una capa de humo varias veces desde las últimas dos semanas a causa de variados incendios de turba en las afueras de la ciudad. Hoy viernes ni siquiera los 35º centígrados de temperatura han logrado elevar la masa de humo de la capital.

Según las autoridades ambientalistas, la concentración de sustancias nocivas en la atmósfera supera en más de 5 veces los máximos niveles que establecen las normas de sanitarias, por lo que las autoridades han prevenido a los ciudadanos de salir a la calle y usar mascarillas si lo hacen para prevenir problemas respiratorios.

700.000 hectáreas de bosques ya han sido arrasadas y las víctimas fatales ascienden a 52, por lo que el Kremlin ha debido declarar estado de emergencia en 7 regiones del país.

Desde hace semanas, Rusia vive la mayor ola de calor que se recuerda, con temperaturas que bordean los 40º en la zona europea del país. A raíz de esto ha aumentado el número de incendios forestales, los que en las últimas 24 horas han alcanzado la cifra de 248, de los que 273 han logrado ser sofocados.

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo