La dura carta del senador Larraín por la venta de Canal 13

Por

SANTIAGO, agosto 08.- El senador de la UDI , Hernán Larraín, ex alumno, ex Vicerrector Académico y profesor titular de la Pontificia Universidad Católica, expresó este domingo todo su malestar por el anuncio de la venta de Canal 13.

En una columna publicada en El Mercurio con el título “¡El Trece no!”, el legislador aclara que “este no es un problema con el ‘comprador’, sino que con el ‘vendedor’”, por lo que apunta sus dardos a la decisión de la Iglesia Católica.

“Para la Iglesia perder este medio de comunicación significa renunciar a cumplir su tarea evangelizadora y a influir en la ciudadanía por el medio más poderoso imaginable que tiene en el país a su disposición”, sostiene en una de sus partes.

Añade que “es efectivo que en los últimos años Canal 13 ha sufrido pérdidas económicas mayores y ha reducido su influencia colectiva. Es también cierto que el modelo vigente de televisión en Chile es otro diferente del inicial. Sin embargo, aún mantiene la televisión un potencial formidable que la hace irrenunciable para la PUC y para la Iglesia. No se puede tirar por la borda la historia ni se puede abandonar la misión que ambas instituciones tienen con Chile y su futuro”.

Larraín afirma que “mantuve silencio cuando inexplicablemente para mí la PUC , a través de su club deportivo, decidió vender Santa Rosa de Las Condes, no obstante ser éste un inmueble que había recibido en donación por ser la Universidad Católica y para destinarlo a fines de deporte y recreación. También callé cuando ese mismo club deportivo, constituido como fundación, decidió convertirse en sociedad anónima, renunciando una vez más a su compromiso de hacer deporte sólo inspirado por valores y principios y no por otros (legítimos) intereses”.

Ante esos argumentos, sentencia: “Pero ya no puedo callar más. Con mucho respeto, pero con mucha convicción, debo decir que no voy a ser cómplice del más grave error que ambas entidades quieren perpetrar. Vender su canal de televisión es algo que ni la PUC ni la Iglesia pueden hacer. Legalmente, tal vez, pero éticamente, no”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo