Estudiantes extranjeros: son "capos" para la cueca e interpretan a Prat

27 mil jóvenes extranjeros colonizan colegios chilenos

Por Arturo Figueroa

En la escuela Luis Calvo Macke­nna de calle Cumming, al­re­dedor del 20 por cien­to de sus alumnos son extranjeros. 70 peruanos, 5 bolivianos, 5 uruguayos, 4 ecuatorianos, 3 colombianos, 3 jamaicanos y un argentino. La mayoría lle­gó du­rante los últimos cinco años. Una verdadera coloniza­ción en este emblemático es­ta­blecimiento del centro de la capital, que ahí se ha vivido en relativa paz.

No es el único. El liceo bá­si­co municipal más grande de Chile, el Miguel de Cervantes, alberga a 175 alumnos extranjeros, principalmente peruanos, y para evitar roces realiza regularmente un programa de integración (“Quie­ro ser”) que busca que el uno se ponga en lugar del otro. En la escuela República de Alemania, de ca­lle Libertad, incluso los prime­ros lunes de cada mes entonan, además, el himno del Pe­rú: allí estudian 150 del vecino país, además de 15 ecuatorianos, 8 colombianos, un argentino y un dominicano.

En sólo seis años, todos los colegios del país han sumado 10 mil estudiantes extranjeros, 34% más de los que había matriculados en 2003, es de­cir, 27 mil 516 según cifras pro­porcionadas a Publimetro por el Ministerio de Educación.

Son las 11 horas. Es­tamos con el séptimo B del Cal­vo Mackenna en la clase de His­toria de la se­ño­ra Herminia. Para llegar ahí cruzamos un pasillo donde resalta un im­po­nente cuadro de Arturo Prat. “Siempre me preocupo de equilibrar las clases. Hace poco, les mostré un video con las maravillas de Chile al que le agregamos Macchu Picchu”, nos cuenta ella.

Resquemores e incomprensiones mutuas aquí quedan fuera rápido. Algunos niños peruanos recuerdan, ya con humor, cuando tenían que anotar en un cuaderno las palabras que no entendían. Chilenismos y demases atropellos linguísticos. William (Guzmán) y Luciano (Páez) son entusiastas para expresar, como chilenos, la buena onda que tienen con sus compañeros extranjeros. Les tiran tallas, claro, pero nunca en tono ofensivo, aseguran.

“Acá un peruano hizo de Arturo Prat”

“Creo que produce divisionismo si remarcamos sus diferencias celebrando, por ejemplo, el Día del Perú”. De ese modo, el director de la escuela Luis Calvo Macke­nna, Patricio Morales, asegu­ra haber evitado rencillas entre estu­dian­tes chilenos y los llegados de otros países. Aquí explicó sus métodos a Publimetro.

¿Cuál es la principal política?
Que como ellos viven aquí en Chile deben adaptarse a eso, regirse por las efe­mé­­rides de acá y a cambio nosotros los tratamos co­mo debe ser, como un alum­no más. Y cuando se les enseña historia se hace valorando, por ejemplo, los gestos de Miguel Grau con la familia Prat en la Guerra del Pacífico.

¿De qué modo concreto los integran?
Participan en todo. Es más, los peruanos salieron cam­peones de cueca para la última celebración del 18. Y para el 21 de mayo, que es cuando vienen bastantes apoderados, el que hizo de Arturo Prat en la presentación oficial fue un peruano también.

¿Recuerda alguna pelea?
No hemos tenido mayores problemas acá por eso y nun­ca una pelea entre ellos por temas nacionalistas o cosas así. Incluso los hicimos ver juntos el partido Chile-Perú, el de las eliminatorias para Sudá­fri­ca 2010. Les hablé antes para generar el mejor ambiente previo.

Tikitikiti peruano. Los hermanos Vilela, juntos o separados, ga­nan todos los torneos de cueca en la escuela Luis Calvo Mackenna. Y, claro, son excelentes bailarines de la marinera perua­na. Mira.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo