Transantiago: Las seis claves de los profundos cambios que se vienen

Por

SANTIAGO, agosto 25.-Con un nuevo nombre que se  definirá al final del proceso de  transformación, a comienzos de 2012 el sis­tema de transporte público  capitalino lucirá como nuevo. A ello, se sumarán medidas para desincentivar el uso de vehículos particulares como privilegiar calles importantes para los buses.

Los seis aspectos del sistema que serán redefinidos
1 Corredores exclusivos. Se redefinirá la inversión, pues construirlos es muy costoso y dado el retiro de los “oruga”.
2 Gestión de flota. El Gobierno se deslinda de esta responsabilidad y quedará en manos de los operadores, pues el ministerio los remunerará porque este servicio sea bien prestado (una vez que se logre cambiar los contratos).
3 “Zar” del transporte. El Ministerio no se la jue­ga por crear esta autoridad metropolitana, figura que existe en otros países. “Puede ser una superintendencia, una estructura no personalizada”, acota Hutt. 
4 Transbordos. Se rompe el sistema troncal-alimentador, pues no habrá exclusividad de circulación por zona geográfica aunque “no va a haber dos recorridos iguales”.
5 Terminales comunes. Se buscará que los operadores compartan sus terminales de operación para que los buses salgan cada mañana desde el lugar más adecuado para prestar servicio rápido.
6 Buses nuevos. Vía “leasing” para que el Estado tenga otra herramienta para garantizar la continuidad del servicio.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo