El secreto mejor guardado de los mineros: ropa con cobre para no contraer infecciones

El metal está certificado internacionalmente como efectivo bactericida

Por

Encerrados hace 33 días en condiciones adversas, el fondo del yacimiento San José es un foco de infecciones para los 33 mineros que se encuentran atrapados desde el 5 de agosto pasado.

Aislados en una cavidad a la que no llega la luz natural, a más de 700 metros bajo tierra, con 35º de temperatura constante y mucha humedad, el fondo de la mina podría provocar el contagio de infecciones y hongos para los mineros. Para evitar esto las autoridades enviaron poleras y calcetines recubiertos de cobre, metal que es un reconocido bactericida.

En 2008 la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), aprobó las propiedades bactericidas del cobre, autorizando 275 aleaciones capaces de conseguir iguales efectos, incluso -según las últimas investigaciones- bastante más potentes que el acero inoxidable. A partir del trabajo realizado por la EPA, en Chile la International Copper Association (ICA), siguiendo los parámetros de medición y metodología utilizada por la agencia norteamericana, replicó el estudio en el Hospital de Calama.

Los resultados fueron concretos: en todas aquellas superficies en las que se aplicó el cobre (barandas y manillas de camas, mesa del paciente, porta-sueros, descansa brazos de silla de visitas y el lápiz que usan las enfermeras), la reducción de la población bacteriana se redujo entre un 82% y 92%.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo