La religión de esta joven pone en jaque las libertades civiles en EE.UU.

Por

Una escuela de los EE.UU. está siendo acusado de discriminación racial, después de suspender a una estudiante por regresar de sus vacaciones con un piercing en la nariz.

La afectada es Ariana Iacono y el establecimiento es el Clayton High School, en Carolina del Norte, el cual argumenta que la perforación viola el código de vestimenta establecida.

Sin embargo, la joven de 14 años es miembro de la Iglesia de la Modificación del Cuerpo, por lo que ha protestado contra la medida, alegando que viola su derecho constitucional a ejercer su religión.

La adolescente y su madre, Nikki,  pertenecen al pequeño grupo religioso, que tiene su propio clero, así como una declaración de creencias. 
“Creo que es algo estúpido que me saquen de la escuela por una perforación en la nariz”, dijo la joven, agregando que “está en la Enmienda de los EEUU: En primer lugar está la libertad de religión”, dijo la chica
Y la madre apoya a su hija. “¿Qué pautas se están siguiendo? ¿Qué se necesita para establecer una creencia religiosa? “, dijo la señora Iacono. “Nos dijeron que si éramos hindúes o musulmanes, sería diferente”, añadió.

La controversia incluso ha atraído la atención de la agrupación Unión Americana de Libertades Civiles, que se ha puesto en contacto con las autoridades escolares para plantear su preocupación sobre que los derechos de los Iaconos están siendo violados por la medida disciplinaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo