A esta mujer la acusan de sabotear el paracaídas de su amiga por celos

Por

Dos mujeres compartían el mismo nombre, eran amigas cercanas, tenían un gusto especial por el paracaidismo y estaban enamoradas del mismo hombre. Ahora, una de ellas está acusada de asesinar a su “rival”.

Se trata de Els Clottemans, de 26 años, quien habría saboteado el paracaídas de su compañera en un arrebato de celos cuando realizaban el deporte. Ello habría derivado en una caída fatal que quedó registrada en video, según la fiscalía.

En el inicio de su juicio por asesinato, Clottemans se sentó nerviosa frente a la mochila del paracaídas y al casco que Els Van Doren, de 38 años, llevaba puesto cuando intentó abrir desesperadamente  antes de desplomarse sin remedio en noviembre del 2006 desde una altura de 4.500 metros (13.000 pies).

Una cámara de video montada en su casco registró como Van Doren volteaba hacia arriba con la esperanza de ver un paracaídas que nunca se abrió. Segundos después cayó entre los arbustos de un jardín en un suburbio belga y murió instantáneamente.

Clottemans, que trabaja como maestra de primaria, ha negado rotundamente el cargo por asesinato y las acusaciones que se le imputan sobre la muerte de su amiga. El móvil del asesinato sería lograr el amor del paracaidista holandés Marcel Somers, con quien ambas habían tenido relaciones sexuales.

La acusación de 68 páginas fue leída por el fiscal Patrick Boyen y señala que hay suficientes evidencias para presentar el cargo por homicidio.

“Como paracaidista tenía el conocimiento y la habilidad de sabotear el paracaídas”, según la acusación que señala que Colmenas realizó dos cortes al paracaídas de Van Doren.

“Además de eso tenía una relación con Marcel (…) que también tenía una relación con la víctima, lo que hizo que la acusada quisiera tener a Marcel sólo para ella”, señala la acusación.

El principal abogado defensor Vic Van Aelst dijo que los fiscales sólo cuentan con acusaciones circunstanciales.

“Lo que leo es un resultado de inocencia y lo que veo es inocencia”, dijo Van Aelst.

“No vamos a negar que la señorita Clottemans tiene algunos problemas”, agregó. “Pero definitivamente no es una psicópata”.

El viernes se eligió al jurado para el juicio en la ciudad de Tongeren y se espera que el proceso dure un mes.

Clottemans se convirtió en la principal sospechosa a raíz de que intentó suicidarse, horas antes de que presentara su segunda declaración ante la policía, un mes después de la muerte de Van Doren, quien estaba casada y tenía dos hijos al momento de su aventura con Marcel.

 
 
 

Por RAF CASERT (The Associated Press)

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo