No hay sobrevivientes en derrumbe que sepultó a unas 30 personas en Colombia

Por

No hay sobrevivientes en el derrumbe de tierra, lodo y piedras que sepultó el lunes a unas 30 personas en el noroeste de Colombia, admitieron hoy las autoridades que coordinan en la zona el rescate de las víctimas.

“Es oficial. No hay supervivientes”, dijo a Efe John Freddy Rendón, director del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard) del departamento de Antioquia (noroeste), donde se produjo la tragedia.

Por ahora no se ha podido rescatar “ningún cuerpo”, indicó Rendón al detallar que está siendo “dificultoso” remover la gran cantidad de tierra y escombros que sepultaron a la gente, y que, además, “ha caído demasiada lluvia” en el lugar, lo que complica aún más las tareas.

El derrumbe, provocado por las fuertes lluvias en la zona, se produjo el lunes cerca del municipio de Giraldo, en la carretera que comunica la capital de Antioquia, Medellín, con el mar Caribe.

Cuando ocurrió el alud, las viviendas de la zona ya habían sido desalojadas, pero decenas de personas se encontraban en la carretera haciendo un transbordo entre dos autobuses, a pesar de que se habían producido otros derrumbes en días anteriores y las autoridades habían prohibido el paso por la zona.

Gracias a información facilitada por familiares, las autoridades han podido identificar a 10 personas, todas ellas de la zona de Urabá, que “con certeza” están sepultadas, sostuvo el director del Dapard.

Entre ellas hay un menor y un policía que intentó salvar a una mujer y a su bebé en el momento del alud.

Unas 100 personas de Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja, Policía y Ejército participan desde el lunes en las tareas de rescate, apoyadas por 15 perros adiestrados, algunos de los cuales fueron usados para recuperar víctimas del terremoto que sacudió Haití el pasado 12 de enero.

Rendón afirmó que no se puede saber cuándo darán algún fruto las labores de rescate y que el hallazgo de los desaparecidos podría tardar “hasta ocho días” o incluso más.

“Nos vienen tiempos difíciles. Vamos a hacer lo posible para prevenir tragedias como ésta, pero las capacidades son limitadas, hace falta colaboración de todo el mundo”, subrayó ayer el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al visitar el lugar de la tragedia.

Recordó que “el invierno que se viene va a ser muy fuerte”, al pedir a los colombianos que se preparen para vivir “meses difíciles” por los posibles daños de las fuertes lluvias que se avecinan.

La actual temporada de lluvias en Colombia ha dejado en lo que va de año al menos 74 muertos y más de 812.000 damnificados, de acuerdo con el más reciente informe del Ministerio del Interior y Justicia.
Fuente: EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo