No más bebés infectados con sida: meta para 2015

Cada año, 430.000 bebés nacen con VIH. Con la medicación apropiada, el 99% de las mujeres VIH positivo pueden salvar a sus guaguas. Para 2015, este mal podría ser erradicado.

Por Elisabeth Braw / Publimetro Internacional

Michael Kofi Acquah es un niño que goza de buena salud. Este pequeño de cuatro años que vive en la capital de Ghana, Accra, destaca por su inagotable energía. Le en­canta jugar fútbol y bailar. 
Pero no hace tanto tiem­po, Michael podría haber estado tocando la puerta de la muerte: su madre Doris Quaynor, tiene VIH. 
Ella fue diagnosticada con la enfermedad en 1998, pero sólo después de cinco años pudo recibir el tan necesario tratamiento antirretroviral. Estos medicamentos no sólo le entregaron a Doris la posibilidad de tener una vida normal, sino también un hijo sano.  
“Trabajé muy de cerca con mi doctor para monitorear mi conteo de anticuerpos y asegurarme de que era lo suficientemente alto como para tener un bebé”, explica Quaynor, quien trabaja como costurera. “También nos preocupamos de hacer un seguimiento a mi respuesta a los medicamentos antirretrovirales para que el riesgo de transmisión fuera el menor posible, e incluso Michael recibió do­sis de medicamentos para tratar el VIH”.
De todas maneras, Mi­chael es un caso particular. Cada año cerca de 430.000 bebes nacen con VIH, y el 90% proviene de África subsahariana.
Pero pronto el mundo podría estar dando la bienvenida a su primera generación libre de VIH. La organización RED, en conjunto con el Fondo Mundial de lucha contra el Sida han convertido a los bebés con Sida el foco de su campaña “Nacer libre de VIH”, que busca eliminar este riesgo en todos los recién nacidos en 2015.
El 99% de las mujeres con VIH positivo que recibieron antirretrovirales y que alimentaron a sus hijos con relleno externo en lugar de amamantarlos, evitaron contagiarlos con el virus. 
“Sólo en el último año ha habido un progreso destacable”, señala Anurita Bains, consejero del Fondo Mundial. “Sudáfrica, Lesotho y Malawi están muy cerca de eliminar por completo la transmisión del virus entre madre e hijo. Los políticos no están atacando el problema no porque adoren a los bebés, sino porque la eliminación del VIH se puede lograr”. 
Doris Quaynor, cuyo tratamiento fue financiado por RED, se mantiene saludable. Y Michael ya está planeando su futuro: quiere convertirse en soldado, aunque Doris dice: “Yo prefiero que se convierta en piloto.”
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo